Medio Oriente: las partes no ceden

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, urgió este sábado a israelíes y palestinos a retomar el diálogo lo más pronto posible, aunque ninguna de las partes mostró indicios de ceder en lo que se ha vuelto el escollo para las negociaciones: los asentamientos judíos en Cisjordania.

"Quiero ver a ambas partes empezar las negociaciones tan pronto como sea posible", dijo la funcionaria luego de reunirse con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, en Jerusalén.

Anteriormente, se había reunido en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos, con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, en un nuevo esfuerzo por reactivar las negociaciones de paz entre ambas partes.

El negociador palestino Saeb Erakat declaró que, durante la conversación, Abbas le dijo a Clinton que los palestinos no van a aceptar el reinicio de las negociaciones de paz a menos que Israel congele por completo las actividades de asentamientos judíos en Cisjordania.

Pero Netanyahu dijo, durante la rueda de prensa con Clinton, que eso es "un pretexto y un obstáculo" para impedir la reanudación de las conversaciones, y señaló que los palestinos nunca antes habían puesto una condición relacionada con el tema de los asentamientos.

La visita de la secretaria de Estado a la región se produce 10 días después de que le informara al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, sobre la situación del proceso de paz en Medio Oriente.

Clinton sugirió entonces a la Casa Blanca que era muy pronto para lanzar una completa ronda de negociaciones.

La enviada especial de la BBC a la región, Kim Ghattas, explicó que debido a que no se ha registrado un avance en el proceso de paz de Medio Oriente, los encuentros de Clinton parecen estar diseñados para que al menos no haya un retroceso.

"Intentará animar a israelíes y palestinos a dar unos pasos que ayuden a desbloquear el proceso y así mantener el momento", agregó Ghattas.

Punto medio

Hasta ahora, los intentos del enviado especial estadounidense a Medio Oriente, George Mitchell, de producir alguna acción tangible de cada lado han fracasado.

Image caption Analistas indican que la visita de Clinton busca al menos no enfriar el momento.

"El mayor punto de estancamiento es el rechazo de Israel a congelar la actividad en los asentamientos", apuntó Ghattas.

Una condición imprescindible para palestinos y árabes, que han reiterado en varias oportunidades que, para reactivar el diálogo, Israel debe detener todas las construcciones de asentamientos en los territorios ocupados.

Analistas consideran que Clinton intentará buscar un punto medio, pero no está claro si aumentará la presión o si israelíes y palestinos están listos para asumir compromisos.

En una entrevista con la BBC, Hillary Clinton dijo que el gobierno de Obama tiene serios cuestionamientos sobre la legitimidad de los asentamientos israelíes.

No obstante, agregó que el presidente Obama ha dejado claro que la solución de dos estados en el territorio que Israel ocupa desde 1967 tendrá efecto. Al menos ese es el objetivo de la administración estadounidense.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.