Obama pide unión contra cambio climático

Barack Obama y Jose Manuel Barroso
Image caption Obama pidió más cooperación entre Europa y Estados Unidos contra el cambio climático.

El presidente estadounidense Barack Obama sostuvo que es "una obligación" que la Unión Europea y EE.UU. redoblen esfuerzos para hacer de la cumbre de Copenhague un éxito.

El mandatario explicó que debatió con varios líderes europeos esa cuestión a lo largo de este martes en Washington y acordaron "crear un marco de trabajo que permita luchar contra lo que este potencial desastre ecológico".

El mismo martes, la canciller alemana, Angela Merkel, pidió ante el Congreso de Estados Unidos que este país lidere junto a la Unión Europea los esfuerzos en la lucha contra el cambio climático.

¡Participe! Copenhague: ¿servirá de algo?

Merkel -que repetirá en su cargo tras ganar las elecciones alemanas del pasado septiembre- dijo en Washington que sólo así podrán convencer a otras naciones de la importancia de esta tarea durante la próxima cumbre sobre cambio climático, que se celebrará en diciembre en Copenhague (Dinamarca).

El Congreso de EE.UU. debate estos días un cambio en la legislación sobre cambio climático. Sin embargo, como recordó el corresponsal de la BBC en Washington Adam Brookes, el desacuerdo entre demócratas y republicanos hará díficil que salga alguna nueva ley del Capitolio antes de la reunión de Copenhague.

Cumbre

El objetivo de esta cumbre, que tendrá lugar en la capital danesa entre en 7 y el 18 de diciembre, es concluir un nuevo acuerdo mundial de lucha contra el cambio climático que sustituya al Protocolo de Kioto, que expira en 2012.

"No dudo que en diciembre el mundo nos estará mirando, tanto a los europeos como a los estadounidenses. Pero es verdad que no puede haber un acuerdo sin China e India", dijo Merkel.

"Pero estoy convencida de que si Europa y EE.UU. nos mostramos dispuestos a adoptar acuerdos vinculantes, seremos capaces de persuadir a China e India para que se unan a ellos".

Lea: "No habra acuerdo climático" sin EE.UU.

En su discurso ante las cámaras legislativas estadounidenses, Merkel advirtió que todos los países deberían comprometerse a que la temperatura del planeta no siga subiendo.

Los muros pendientes

Image caption EE.UU. quiere que Alemania envíe más tropas a Afganistán, según nuestros corresponsales.

Ningún canciller alemán se había dirigido ante el Congreso desde que en 1957 lo hiciera Konrad Adenauer. En esta ocasión Merkel recordó la caída del muro de Berlín hace ya 20 años. Pero insistió en que aún quedan otros muros por derribar: "muros que están en nuestras mentes, muros entre el presente y el futuro", dijo.

Vea el especial: los muros que no han caído

La política democristiana agradeció el papel de EE.UU. en la caída del muro berlinés y contó que, cuando sólo era una joven que vivía en la República Democrática Alemana, miraba a EE.UU. en busca de inspiración.

Antes de dirigirse a los congresistas se reunió con Obama, quien describió a Merkel como "una líder extraordinaria".

"Alemania ha sido un aliado extremadamente fuerte en un gran abanico de asuntos internacionales", explicó Obama.

Irán y Afganistán

Precisamente Merkel se refirió en varias ocasiones a asuntos internacionales de especial interés para la Casa Blanca.

Sobre el supuesto desarrollo de armas nucleares por parte de Irán -algo que el gobierno persa ha negado reiteradamente-, Merkel advirtió que "no es aceptable que un presidente que niega el Holocausto, amenaza a Israel y niega el derecho de este estado a existir, tenga en sus manos una bomba nuclear".

También departió sobre Afganistán y aseguró que trabajará del lado de EE.UU., aunque no ofreció ningún compromiso específico.

Steve Rosenberg, corresponsal de la BBC en Berlín, explicó que Washington quiere que Merkel envíe más tropas al país asiático, una solicitud que choca con la creciente oposición del pueblo alemán a esa misión.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.