Líbano finalmente forma gobierno

El presidente de Líbano, Michel Suleiman, anunció la formación de un gabinete de unidad nacional compuesto por 30 miembros, cinco meses después de las elecciones generales.

Image caption Hariri ganó las elecciones pero tuvo que formar un gobierno de unidad.

Cinco ministros fueron elegidos por Suleiman, 15 son de la coalición pro-occidental del primer ministro, Saad Hariri, y los 10 restantes pertenecen a la oposición -apoyada por Irán y Siria-, incluyendo a dos de la organización política y militar chiita Hezbolá.

El viernes pasado, Hezbolá llegó a un acuerdo con la coalición de Hariri, lo que permitió superar la crisis política que amenazaba -una vez más- la estabilidad del país.

"Finalmente ha nacido un gobierno de unidad nacional", declaró Hariri, pero también advirtió:

"Quiero ser sincero desde el principio: este gobierno puede ser una oportunidad para renovar la fe en el Estado y en las instituciones... o puede convertirse en una repetición de nuestros fracasos".

El primer ministro llevó a la victoria a la que muchos consideran una coalición anti-siria en los comicios de junio.

Siria fue un actor político de gran relevancia para Líbano por casi 30 años, hasta la muerte de Rafik Hariri, el padre del actual premier, en 2005.

Sin veto

A pesar de que el partido de Hariri tiene 15 cargos en el gabinete y Hezbolá y sus aliados tienen 10, ninguna parte ostenta el control total.

Mientras, los cinco ministros designados por Suleiman incluyen carteras clave, como la del Interior y la de Defensa.

Una de las razones de la demora en la formación del gobierno se debió a que el líder cristiano Michel Aoun, un aliado de Hezbolá, insistió en retener el Ministerio de Telecomunicaciones, otro cargo clave.

Hariri aceptó finalmente su demanda, luego de haberla rechazado inicialmente.

La corresponsal de la BBC en Beirut Natalia Antelava señala que la repartición de los ministerios ha sido un proceso largo y penoso, y llegó a un término luego de que la coalición del gobierno hiciera concesiones y le diera a la oposición los ministerios que quería controlar.

Además, destaca que las cinco ministerios nominados por el presidente podrían hacer una verdadera diferencia, porque es la primera vez en la historia reciente de Líbano que ninguno de las dos principales facciones del país tendrá el poder de veto.

"Y muchos aquí ven con buenos ojos que el presidente Suleiman, considerado más que una figura neutral, jugará el papel de árbitro", acota la corresponsal.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.