Berlusconi acelera su reforma judicial

Silvio Berlusconi
Image caption Con la reforma propuesta, el magnate podría librarse de los juicios pendientes en su contra.

El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, logró que este miércoles se presente en el Senado un proyecto de ley que propone una reforma del sistema judicial para limitar los procesos, algo que podría beneficiarlo en los dos de los juicios que tiene pendientes.

De ser aprobada la norma, Berlusconi vería como prescriben esa causas, después de que el Tribunal Constitucional invalidara el mes pasado la ley que daba inmunidad judicial a los cuatro más altos cargos del Estado.

La propuesta llega al Senado después que el premier alcanzara un acuerdo con el presidente de la Cámara de Diputados, Gianfranco Fini.

Fini, el dirigente más liberal del partido Pueblo de Libertad (en el gobierno), aceptó –después de reunirse con Berlusconi- apoyar el plan de poner un límite máximo de seis años a la duración de los procesos judiciales.

Antecedentes penales

Aunque la pretensión de la medida es agilizar el funcionamiento de la Justicia, muchos ven en la movida la intención de proteger a Berlusconi de lo que él considera el acoso de los jueces.

El primer ministro italiano está acusado de corrupción y de fraude fiscal en dos causas reabiertas después de la revocación de la inmunidad y con audiencias previstas para este mismo mes.

La primera causa se relaciona con la condena a prisión, por parte de un juzgado de Milán, contra el abogado británico David Mills por recibir dinero de Berlusconi para testimoniar a su favor en dos procesos por evasión impositiva. La segunda se vincula con presuntas irregularidades en la adquisición de los derechos televisivos de la cadena Mediaset.

Image caption Gianfranco Fini, líder conservador, se había mostrado reticente a aceptar las exigencias de Berlusconi.

Cuando después de la decisión del Constitucional se habló incluso de la posible renuncia de Berlusconi, el corresponsal de BBC en Roma, Duncan Kennedy, destacó que el premier es conocido por su actitud combativa hacia las instituciones oficiales y que, a sus 73 años, sigue dispuesto a dar pelea.

Esto, añade Kennedy, queda demostrado con la iniciativa judicial y el respaldo de Fini, quien en un principio se había mostrado reticente a seguir los designios de su jefe.

La nueva norma sólo podrá aplicarse a los imputados que no tengan antecedentes penales, requisito que cumple Berlusconi a pesar de acumular decenas de causas judiciales en su contra.

También se limitará a los delitos que impliquen penas de hasta diez años de prisión, a excepción de los casos relacionados con la mafia o el terrorismo.

Conexiones con la mafia

El nuevo impulso a la reforma judicial se conoce en la misma semana en la que el gobierno sumó otro escollo en su difícil relación con los tribunales.

Un juez ordenó el lunes el arresto del secretario de Estado de Economía, Nicola Cosentino, por sus supuestos vínculos con la mafia.

Cosentino, líder del partido de Berlusconi en la región de Campania, está acusado de tener relaciones con el poderoso clan Casalese de la Camorra napolitana.

El fiscal de Nápoles encargado del caso, Raffaelle Piccirillo, dijo que el imputados colaboraba con la mafia a cambio de apoyo electoral.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.