Gaddafi quiere mujeres bellas en el Islam

Muammar Gaddafi
Image caption Gaddafi asistía en Roma a la cumbre de la FAO contra el hambre.

Un grupo de modelos salieron muy sorprendidas de una fiesta en Roma para la que habían sido contratadas. En lugar de canapés o cocteles, las 200 jóvenes recibieron en este evento una propuesta... para convertirse al Islam.

El anfitrión de la fiesta que se celebró el pasado sábado era el líder libio, Muammar Gaddafi, que se encontraba en la capital italiana para asistir a una cumbre sobre el Hambre de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Gaddafi exhortó a estas mujeres a unirse a su religión, habló de las maravillas del Islam y aseguró a sus invitados que esta fe no es machista, como algunos críticos sostienen.

Jóvenes y bellas

Estas jóvenes no sabían quién celebraba la fiesta cuando llegaron a la casa, en un barrio residencial romano.

Tuvieron que pasar por los controles de seguridad y después esperaron en una impresionante sala. Muchas se quejaron de que apenas se les ofreció un vaso de agua en la hora que aguardaron para ver a Gaddafi.

Todas eran bellas, tenían entre 18 y 35 años y medían al menos 1,70 metros, tal y como se exigió en su proceso de selección.

Las modelos también fueron avisadas de que el código de vestimenta era claro: nada de escotes pronunciados ni minifaldas.

Cuando terminó la fiesta, todas se fueron con su sueldo por unas horas de trabajo —US$75— y una copia del Corán bajo el brazo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.