Médico iraní "se suicida"

Manifestantes iraníes huyendo de las fuerzas de seguridad
Image caption Al menos 30 personas murieron en las protestas tras las polémicas elecciones en junio, y miles fueron detenidos.

La oposición y varios diputados iraníes denuncian la muerte “sospechosa” de Ramin Pourandarjani, un médico que trató a opositores detenidos por manifestarse contra las polémicas elecciones presidenciales de junio por lo que exigieron una investigación.

Pourandarjani, de 26 años, iba una vez por semana al temido centro de detención de Kahrizak en Teherán para visitar a los presos, como parte de su servicio militar.

Muchos de los prisioneros fueron presuntamente torturados allá y al menos dos de ellos murieron.

Pourandarjani al parecer presentó pruebas sobre los abusos cometidos en el centro a una comisión parlamentaria.

Los sitios de internet opositores afirman que el joven médico se vio forzado a cambiar el acta de defunción de uno de ellos afirmando que murió de meningitis y que le presionaron para no revelar lo que vio.

Al menos 30 manifestantes murieron durante los enfrentamientos tras los disputados comicios.

Miles más fueron detenidos y unos 200 activistas continúan en prisión. Al menos cinco de ellos habrían sido sentenciados a muerte.

¿Suicidio?

Tal como apunta el corresponsal de la BBC en la región, Martin Vennard, el médico falleció la semana pasada y las autoridades al principio dijeron que la causa fue un ataque al corazón.

Después dijeron que fue envenenado y ahora el jefe de policía iraní, Esmaeil Ahmadi-Moqaddam, aseguró que se suicidó y que encontraron una nota junto a su cuerpo, sugiriendo que estaba deprimido.

Sin embargo, su padre afirmó que habló con su hijo justo antes de su muerte y que no mostraba ningún signo de depresión.

“Sonaba fenomenal, con mucha dignidad, no mostraba ningún indicio de alguien a punto de suicidarse”, dijo Reza-Qoli Pourandarjani.

El líder más importante del país, el Ayatollah Ali Khamenei, ordenó el cierre del centro de detención en julio por el aumento de críticas contra el trato de los presos internados allá.

Lo hizo para “preservar los derechos de los detenidos”.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.