Van Rompuy: el nuevo hombre de Europa

Van Rompuy, presidente de Unión Europea.
Image caption El primer ministro es visto en una Bélgica dividida linguísticamente como una fuerza unificadora.

El primer ministro belga, Herman van Rompuy, es el primer presidente estable de la Unión Europea (UE).

El líder de centro-derecha tiene fama de ser hábil negociador y tener un sentido de humor agudo que le ha ayudado a mantener unido a su dividido gobierno de coalición.

En la dividida Bélgica, se le ve como una fuerza unificadora, adoptando una estrategia neutra para resolver conflictos, un talento que le será de gran ayuda como flamante presidente de la UE.

Este líder discreto contó con el apoyo de Francia y Alemania, mientras el Reino Unido quería que fuera el ex premier británico, Tony Blair.

Van Rompuy, de 62 años, es muy poco conocido fuera de Bélgica y sólo ha asistido a dos cumbres europeas.

Es un veterano político del Partido Demócrata Cristiano (CD&V) de Flandes y en un principio no estaba convencido de convertirse en primer ministro.

Sustituyó a Yves Meterme, quien dimitió en medio de un escándalo financiero en diciembre pasado tras apenas nueve meses en el cargo.

En manos seguras

Bélgica, dividida por conflictos post-electorales, ya había tenido dos primer ministros en un año y parecía en peligro de dividirse debido a conflictos sobre los planes de devolución entre los partidos flamencos y francófonos.

Hizo falta la intervención del rey Alberto II de Bélgica para que Van Rompuy, un moderado en la crecientemente polarizada política belga, finalmente se decidiera a asumir el poder.

Fue nombrado primer ministro en diciembre pasado, habiendo sido presidente de la cámara baja del Parlamento desde julio de 2007.

Economista de profesión, heredó una coalición de gobierno frágil y una nación que se enfrentaba a una crisis económica mundial que atenazó al gigante bancario belga Fortis.

Entre 1993 y 1999 fue responsable del presupuesto, por lo que se le considera el artífice de que Bélgica consiguiese reducir su enorme deuda pública para cumplir con los criterios del euro.

Antes, Van Rompuy fue líder de los demócrata-cristianos flamencos entre 1988 y 1993.

Ha escrito varios libros, fundamentalmente sobre asuntos políticos y sociales. Es un gran blogger y escritor de haiku.

Se le conoce por haber compuesto poemas de 17 sílabas de estilo japonés durante reuniones políticas y leer ahí sus propias obras.

Uno de sus poemas en el sitio web suyo se llama El Trío de la Presidencia de la UE.

Orgullo nacional

La gente en las calles de Bruselas habían tenido sentimientos encontrados sobre la designación de van Rompuy.

Image caption Van Rompuy es poco conocido fuera de Bélgica y sólo ha asistido a dos cumbres europeas.

Un sentido de orgullo nacional se contrarresta con un presentimiento de cómo hará el gobierno de Bélgica para vivir sin él.

Una encuesta realizada en la capital por Euronews encontró respuestas de participantes reacios a perder un pacificador "indispensable para mantener la paz entre las diferentes comunidades".

"Sería una lástima", dijo un entrevistado. "Significaría la inestabilidad política en Bélgica. ¡Una cosa buena para Europa, una cosa mala para Bélgica!".

Antes de entrar en la política, Herman Van Rompuy trabajó en el Banco Central de Bélgica desde 1972 hasta 1975.

De familia de políticos, su hermano menor, Eric Van Rompuy, también milita en el Partido Demócrata Cristiano Flamenco (CD&V), mientras que su hermana, Christine Van Rompuy, es miembro del Partido de los Trabajadores de Bélgica.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.