China: explosión en mina deja 87 muertos

Trabajadores de rescate en la mina
Image caption Los esfuerzos de rescate se han visto obstaculizados por las duras condiciones bajo tierra.

Una explosión de gas en una mina de carbón en China dejó al menos 87 muertos y se estima que cerca de 21 personas permanecen atrapadas a unos 500 metros bajo tierra.

Más de 500 de personas estaban trabajando en el momento de la explosión en la madrugada del sábado en China pero la mayoría logró escapar.

Los equipos de socorro siguen en acción este domingo para intentar rescatar a los mineros que se encuentran desaparecidos o atrapados. Sin embargo, los esfuerzos de rescate se han visto obstaculizados por las duras condiciones bajo tierra y las heladas temperaturas en la superficie.

La cantidad de muertos en el incidente ha aumentado desde la cifra inicial de alrededor de 30 personas fallecidas.

El hecho ocurrió en la ciudad de Hegang, en el noreste del país, en la provincia de Heilongjiang, fronteriza con Rusia.

Las minas de carbón en China son notoriamente peligrosas a pesar de las regulaciones más estrictas impuestas por el gobierno destinadas a mejorar la seguridad.

Golpe al gobierno

Image caption En 2008, más de 3.000 personas fallecieron en accidentes de minería en China.

La explosión de este sábado representa un golpe particularmente duro para el gobierno chino porque ocurrió en una gran empresa minera estatal, explica Vivien Marsh, periodista de la BBC.

Las mineras estatales generalmente se consideran más seguras que las minas privadas, cuyas normas de seguridad poco estrictas contribuyen a una alta tasa de accidentes.

El presidente chino Hu Jintao y el primer ministro Wen Jiabao estuvieron en contacto con los trabajadores implicados en la operación de rescate.

Además, el viceprimer ministro Zhang Dejiang visitó la escena, según informó la agencia de noticias Xinhua.

Seguridad

En los últimos años el gobierno chino ha buscado incrementar la seguridad con el cierre de unas 1.000 minas pequeñas, según informa el corresponsal de la BBC en Pekín Michael Bristow.

Las autoridades en Pekín dicen que la seguridad está mejorando y aseguran que el número de víctimas se ha reducido a la mitad.

Sin embargo, la alta demanda de carbón y la falta de supervisión adecuada han ocasionado que el país tenga las minas más peligrosas del mundo lo que hace que seis mineros pierdan la vida cada día.

Y a pesar de las medidas, los accidentes siguen sucediendo con una regularidad sorprendente, explica el corresponsal.

En 2008, más de 3.000 personas fallecieron en accidentes de minería, aunque algunas organizaciones laborales no gubernamentales estiman que esta cifra podría ser mucho más alta.

La mayoría de los siniestros se producen por falta de seguridad, ausencia de ventilación y de equipos anti incendios en las minas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.