Filipinas: secuestran y decapitan a políticos

Mapa de Filipinas

Más de 20 políticos y periodistas secuestrados en el sur de Filipinas fueron encontrados muertos este lunes.

El grupo fue atacado en la isla de Mindanao por hombres armados cuando intentaban presentar los papeles de la nominación de uno de los candidatos para las elecciones locales del año que viene.

En esa oportunidad capturaron a más personas que permanecen desaparecidas, pero ahora se teme por sus vidas.

Las elecciones en Filipinas suelen estar marcadas por la violencia, particularmente en el sur donde los comicios hacen que aumenten los roces entre grupos insurgentes y clanes locales.

Si bien las elecciones generales se celebran en mayo de 2010, el registro de candidatos para los puestos locales y nacionales se abrió a principios de este mes.

"Horrenda masacre"

El corresponsal de la BBC en Manila, Danny Vincent, informó que las autoridades están investigando los indicios que relacionan las muertes con las rivalidades entre familias de la provincia.

Jesus Dureza, consejero de la presidenta Gloria Arroyo en la región volátil de Mindanao, dijo que el descubrimiento de los cuerpos se trata de una "horrenda masacre de civiles sin precedentes en la historia reciente".

Dureza recomendó que se impusiera estado de emergencia en toda la región.

Por su parte Arroyo condenó la violencia en un comunicado oficial. También advirtió que se harán todos los esfuerzos para encontrar a los responsables.

"La sociedad civilizada no tienen espacio para este tipo de violencia", apuntó la mandataria.

13 mujeres y ocho hombres

Image caption El ejército maneja la hipótesis de que los cuerpos de los otros secuestrados están enterrados.

Según la prensa local, el grupo de políticos y periodistas fue secuestrado cuando se dirigía a la oficina electoral de la provincia de Maguindanao para presentar a Ismael Mangudadatu como candidato para la alcaldía local.

Mangudadatu competiría así con el líder del clan local Datu Andal Ampatuan en una provincia mayoritariamente musulmana.

Él no se encontraba entre el grupo secuestrado, pero su esposa, abogados, ayudantes y periodistas estaban cuando el convoy de tres vehículos fue atacado.

El teniente coronel Romeo Brawner, portavoz de las fuerzas armadas Filipinas, le dijo a la BBC que el ejército había recuperado 21 cuerpos, 13 mujeres y ocho hombres.

"Algunos de ellos han sido mutilados. También hay informes que indican que otros fueron decapitados, pero no hemos recibido ninguna confirmación sobre esto", explicó.

Cuerpos enterrados

Varios reportes indican que el grupo capturado estaba conformado por 30 a 40 personas. No está claro si alguno pudo sobrevivir al ataque.

Al respecto, Brawner indicó que se cree que varios cuerpos fueron enterrados y que sus fuerzas están intentando localizarlos.

El alto mando militar agregó que todo parece indicar que la violencia está relacionada con las tensiones políticas locales.

"Esta no es la primera vez que tenemos este tipo de violencia relacionada con la política o con las elecciones que vamos a tener el año entrante. Sin embargo, esto es uno de los eventos más sangrientos que hemos experimentado hasta ahora", apuntó.

Agencias de noticias informaron que el candidato Mangudadatu confirmó que su esposa estaba entre los muertos.

Impacto en la prensa

Mientras que el Sindicato de Periodistas de Filipinas dijo que 12 de las 21 personas muertos eran reporteros e hizo un llamado para que se haga justicia.

"Esto es un desafío a nuestros esfuerzos de fortalecer la democracia en este país", le dijo a la agencia AFP Jaime Espina, portavoz del sindicato.

Por su parte, la organización en defensa de la prensa libre, Reporteros Sin Fronteras, condenó lo que calificó un "baño inexplicable de sangre".

"Nunca en la historia del periodismo los medios han sufrido tal pérdida de vidas en un día", dijo el grupo a través de un comunicado.

Las elecciones pueden ser particularmente violentas en Maguindanao y otras partes de la isla de Mindanao.

Tanto comunistas rebeldes como separatistas musulmanes están en constante enfrentamiento con las tropas filipinas. Mientras que la política local está dominada por hombres poderosos arropados por fuerzas militares privadas.

Vaudine England, antigua corresponsal de la BBC en Filipinas, explicó que en este caso ambos clanes están aliados con Arroyo, lo que limita las expectativas de los analistas sobre una respuesta efectiva desde el gobierno central.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.