"No habrá blanqueo" en investigación sobre Irak

Soldados británicos en Irak
Image caption Críticos han cuestionado si un comité elegido por el gobierno puede ser independiente.

Este martes en el Reino Unido comienzan a prestar testimonio todas las altas figuras de gobierno involucradas en la guerra de Irak en el marco de una investigación oficial que mirará todos los aspectos del conflicto, incluyendo las decisiones que se tomaron antes de que empezara la invasión.

El hombre a cargo de la investigación, Sir John Chilcot, prometió que el comité que dirige no redactará un "blanqueo" o exoneración, sino una cuenta plena y detallada.

Desde que se estableciera el comité para la investigación de la guerra en Irak, hace cinco meses, sus críticos han cuestionado si un comité elegido por el gobierno puede ser independiente.

Su director, John Chilcot, un empleado público de carrera, ya jubilado, afirma que sí. Tal comité, argumenta, tiene que incluir a gente con conocimiento del funcionamiento interno del servicio público e insiste en que sus colegas son imparciales y abiertos.

Chilcot dice estar convencido de que una investigación de este tenor debe dejar libres a sus miembros para hacer lo que deseen y que su comité no sólo está decidido a realizar una labor exhaustiva, sino una que resista el más severo escrutinio público.

Declaraciones

Políticos de alto rango, incluyendo el ex primer ministro británico Tony Blair, serán citados a declarar durante 2010.

Los políticos de oposición se han preguntado por qué no utilizar a un fiscal para que interrogue a este tipo de personeros muy bien versados en el arte de manejarse en situaciones de alta presión.

Lea: La guerra en Irak bajo la lupa

Chilcot contraataca diciendo que él se encuentra a cargo de la investigación y que ésta no es un juicio ni una audiencia.

Pero, ¿y si la persona que entrega testimonio miente? Chilcot también cree tener la respuesta: se ha pasado cinco meses estudiando todos los papeles que el gobierno tiene en archivo y será difícil que le pasen gato por liebre.

El único inconveniente con esta postura es que confía demasiado en que todo lo que hizo el gobierno antes, durante y después de la invasión a Irak, fue a parar al papel.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.