40 años por "implacable brutalidad"

El "Camarada Duch" durante su juicio
Image caption El "Camarada Duch" reconoció su culpabilidad y pidió perdón.

Los fiscales en el juicio que se le sigue en Camboya a un ex líder del Jemer Rojo solicitaron a los jueces que impongan una sentencia de 40 años de cárcel.

El tribunal, auspiciado por la ONU, escuchó como el "Camarada Duch", cuyo nombre verdadero es Kaing Guek Eav, había presidido sobre un operativo de una barbarie sin precedentes en un centro de detención donde miles de personas fueron torturadas y asesinadas en los años 70.

Duch reconoció su responsabilidad y pidió disculpas por su participación en las atrocidades que llegaron a conocerse como los "Campos de la Muerte" y que cobraron la vida de unas 15.000 personas.

No se espera que el tribunal emita su fallo antes de principios del próximo año.

Hasta 2 millones de personas murieron en Camboya durante el brutal régimen del Jemer Rojo encabezado por Pol Pot en la década de los 70.

"Sueños frustrados"

Uno de los fiscales, Bill Smith, sostuvo en el juicio que aunque Duch, de 67 años, había reconocido su culpabilidad y que había declarado en contra de otros líderes del Jemer Rojo, tendría que asumir la responsabilidad de su "implacable brutalidad" en el centro de detención.

Image caption La prisión fue convertida en un museo sobre el genocidio.

Smith recomendó una sentencia de 45 años, de las que se dedujeron cinco años por la cooperación del acusado y el tiempo que ya cumplió en la cárcel.

"Sus señorías deberían tener presente los sueños y las oportunidades que fueron frustradas", dijo Smith refiriéndose a los que murieron en prisión y de "la pérdida y sufrimiento de las familias de las víctimas que hoy en día continúan sufriendo".

El corresponsal de la BBC en Phnom Penh, Guy Delauney, informa que la fiscalía no escatimó en su descripción de la "inimaginable brutalidad" de condiciones en la prision en Tuol Sleng, conocida como S-21.

La mayoría de los miles de presos fueron torturados y forzados a "confesar" por crímenes contra el régimen para luego ser asesinados en los "Campos de la Muerte" en las afueras de la capital camboyana.

La prisión fue convertida a un museo sobre el genocidio.

Cientos de camboyanos han asistido al tribunal, en una sala especialmente contruida para el juicio, donde Duch está presente detrás de una vitrina a prueba de balas para evitar posibles ataques de venganza.

El proceso también se está transmitiendo en vivo a través de las principales cadenas de televisión del país.

Duch es el primero de cinco ex líderes del Jemer Rojo en ser enjuiciado por el tribunal auspiciado por la ONU.

Se espera que el juicio de los otros cuatro -de más alta jerarquía- se inicie en 2011.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.