Última actualización: viernes, 27 de noviembre de 2009 - 13:39 GMT

OIEA condena a Irán por programa nuclear

Imagen de satélite de lo que los analistas creen es una instalación nuclear iraní en Qom

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) censuró a Irán, por primera vez en cuatro años, por desarrollar un sitio secreto de enriquecimiento de uranio en el marco de su controvertido programa nuclear.

En una decisión poco frecuente, la agencia de Naciones Unidas reprendió este viernes a Teherán y demandó el congelamiento inmediato del proyecto.

El jueves, el director saliente del organismo, Mohammed ElBaradei, había expresado su frustración ante el rechazo de Irán a aceptar una propuesta internacional para dar por terminada la disputa sobre su programa nuclear.

El embajador de Irán ante el OIEA aseguró que la resolución podría poner en peligro las chances de que las conversaciones en torno a este proyecto fueran exitosas y amenazó con reducir la cooperación.

Irán asegura que su programa nuclear tiene fines energéticos pacíficos, mientras que Estados Unidos y otros países aseguran que tiene como objetivo desarrollar armas nucleares.

Inusual apoyo

La resolución fue aprobado por 25 votos a favor y 3 en contra más 6 abstenciones.

Apoyo sudamericano

Mahmoud Ahmadinejad y Hugo Chávez

Los tres países que votaron por no condenar a Irán fueron Cuba, Venezuela y Malasia. En tanto, los seis países que se abstuvieron de votar fueron Afganistán, Brasil, Egipto, Pakistán, Sudáfrica y Turquía. Esta semana el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, había estado de gira por Brasil, Bolivia y Venezuela para, entre otras cosas, conseguir apoyo para su programa nuclear.

clic Lea: Irán y Venezuela de la mano

La movida contó con el inusual apoyo de Rusia y China, lo que para Jon Leyne, corresponsal de la BBC en Teherán, es una señal del creciente aislamiento de Irán.

Eso hace que sea más probable que voten a favor de nuevas sanciones contra Irán, cuando se debatan las medidas el año que viene, explica Leyne, desde Londres.

En septiembre, se supo que Irán tenía una segunda planta de enriquecimiento de uranio en Qom -además de la de Natanz-, lo que aumentó los temores en Occidente en torno a las ambiciones nucleares iraníes.

Luego, Teherán rechazó una propuesta para exportar la mayor parte de su uranio a Rusia o a Francia para ser refinado.

Ése plan era visto como una manera de que Irán obtenga el combustible que quiere y que Occidente tenga garantías de que no sea utilizado para armas nucleares.

Según Leyne, parece que la vacilación de Irán sobre este acuerdo y su renuencia a participar en negociaciones más constructivas ha enfurecido incluso a los países que lo han protegido en el pasado.

"Precipitada y excesiva"

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Irán calificó de "precipitada y excesiva" la decisión de la mesa directiva del OIEA.

Y, en respuesta, amenazó con reducir su cooperación con la agencia nuclear, aunque no habló de romper relaciones completamente.

"Vamos a intentar adecuarnos a los límites del acuerdo de salvaguarda (controles)", aseguró el embajador iraní ante el OIEA.

Además, anunció que la resolución "no detendrá" el programa nuclear de su país pues se trata de una "resolución política".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.