Última actualización: lunes, 30 de noviembre de 2009 - 19:24 GMT

Europa y el "miedo al Islam"

Minarete en Suiza

En Suiza -donde se prohibió la construcción de nuevos minaretes- viven unos 400.000 musulmanes.

Buena parte del espectro político europeo criticó la prohibición que Suiza impuso a erigir minaretes islámicos, pero los expertos advierten que los recelos expuestos en el país alpino se extienden por todo el continente.

Lo que mostraron los votantes suizos en el referéndum del domingo "es algo mucho más europeo: un miedo al Islam y a los musulmanes", afirmó Stéphane Lathion, director del Grupo de Investigación del Islam (GRIS) en Suiza.

La prohibición a la construcción de nuevos minaretes islámicos en Suiza, impulsada por un partido local de derecha, fue apoyada por más de 57,5% de los votantes de ese país, donde viven unos 400 mil musulmanes.

clic Lea también: Suiza no quiere minaretes islámicos

"Un fenómeno cultural"

El caso suizo es extremo, pero corresponde a una tendencia muy general en toda Europa

Michael Wieviorka, sociólogo

Lejos de ser un hecho aislado, Lathion dijo a BBC Mundo que el voto suizo tiene similitudes con otras polémicas recientes en torno a la comunidad musulmana de Europa occidental, estimada en 15 millones de personas.

Entre ellos, mencionó la idea de prohibir la burka islámica en Francia, apoyada por el presidente Nicolas Sarkozy, o la controvertida construcción de una mezquita en la ciudad alemana de Colonia.

En Holanda, el político derechista Geert Wilders publicó un polémico cortometraje contra el Islam y llegó a sugerir la prohibición del Corán.

Michael Wieviorka, un sociólogo francés experto en temas de integración y racismo, coincidió en que "el caso suizo es extremo, pero corresponde a una tendencia muy general en toda Europa".

"No es un fenómeno político puro; es mucho más un fenómeno cultural y social de países donde la gente tiene miedo de lo que viene de afuera y de otras religiones", agregó Wieviorka.

¿Europeos?

Referendum sobre minaretes en Suiza

El resultado del referéndum suizo causó molestia en grupos musulmanes de todo el mundo.

El resultado del referéndum suizo causó molestia en grupos musulmanes de todo el mundo, pese a las afirmaciones del gobierno helvético (opuesto a la consulta) de que "no supone un rechazo a la comunidad musulmana".

Suecia, que ejerce la presidencia rotativa de la Unión Europea, también buscó poner paños fríos a la controversia por la votación.

"No hay problemas entre los musulmanes y los europeos", declaró la ministra sueca de Educación, Nyamko Sabumi. "Los musulmanes son europeos", agregó.

Una de las condenas más firmes al referéndum suizo provino del canciller francés Bernard Kouchner, quien sostuvo que la prohibición de minaretes expresa "intolerancia" y debe ser revertida rápidamente.

"En Francia quisiera que evitemos este tipo de debate", declaró el ministro francés de Inmigración, Eric Besson, cuya cartera impulsa un debate sobre la identidad nacional criticado por defensores de los derechos humanos.

De hecho, el oficialismo galo expuso diferencias sobre la votación suiza: el portavoz adjunto del partido gobernante UMP, Dominique Paillé, expresó "dudas" sobre la conveniencia de construir minaretes en Francia.

Mientras tanto, en Alemania un portavoz del partido demócrata cristiano de la canciller Angela Merkel opinó que el rechazo suizo a los minaretes expresa miedo al fenómeno islámico en el país.

"Este temor debe ser tomado en serio", dijo Wolfgang Bosbash.

"Profunda preocupación"

No hay problemas entre los musulmanes y los europeos (...) Los musulmanes son europeos

Nyamko Sabumi, ministra sueca de Educación

Pese a la ola de reacciones que generó la votación en suiza, algunos niegan que los políticos y los líderes musulmanes europeos estén tomando acciones acertadas para encarar el problema.

"Primero hay que aceptar que el miedo es legítimo y no creo que los gobiernos y políticos europeos vayan en esa dirección", comentó Lathion, experto en la relación Europa-Islam.

"Cuando alguien dice que tiene miedo, si la respuesta es que es un tonto por tener miedo, el miedo no se va", comentó.

Este lunes, la relatora de las Naciones Unidas sobre la libertad religiosa, Asma Jahangir, expresó su "profunda preocupación por las consecuencias negativas que pueda tener el resultado de esta votación" en el país alpino.

Grupos defensores de los derechos humanos han afirmado que el resultado del referéndum suizo viola la libertad de religión consagrada en la Convención Europea de Derechos Humanos.

En cambio, grupos de extrema derecha en Francia, Italia, Austria y Holanda saludaron el resultado de la votación suiza.

La vicepresidenta del Frente Nacional francés, Marine Le Pen, sostuvo que lo que ocurrió en Suiza supone un reclamo popular "a las élites para que dejen de negar las aspiraciones y los temores de los pueblos europeos".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.