¿Una nueva Europa? Entra en vigor Lisboa

Tras varios años de demoras y discusiones, este martes entra en vigor el Tratado de Lisboa, luego de haber sido ratificado por los 27 miembros de la Unión Europea (UE).

Image caption Nuevos presidente y canciller.

La inauguración formal tendrá lugar en la capital portuguesa con fuegos artificiales, música y discursos por parte de varios líderes europeos.

El tratado da más poder al Parlamento Europeo, acelera los mecanismos de voto y otorga a la UE más atribuciones en asuntos mundiales.

Además crea dos nuevos puestos: presidente del Consejo Europeo y responsable de la política exterior del bloque comunitario.

Como explica Jonny Dymond, corresponsal de la BBC en Bruselas, si bien a simple vista la implementación del tratado puede parecer algo menor, supone un cambio en la toma de las decisiones europeas.

Según Dymond, quien sale más beneficiado con el tratado es el Parlamento Europeo, que podrá intervenir en prácticamente cualquier decisión que se tome en Bruselas.

Además, ciertas áreas que requerían de un voto unánime ahora sólo necesitarán del voto de la mayoría para ser aprobadas.

Entre otras cosas, el tratado prevé por primera vez de manera explícita la posibilidad de que un Estado miembro se retire de la UE.

Demorado

Entre conversaciones, debates y los votos de los 27 miembros del bloque, el tratado demoró ocho años en entrar en vigor.

Fue redactado después del fracaso de la Constitución Europea, que comenzó a gestarse en 2002.

Comenzó su proceso de aprobación en 2007 en Hungría, primer Estado en firmarlo, fue sometido dos veces a referéndum en Irlanda, superó los obstáculos Polonia y de la República Checa, que finalmente lo ratificó el pasado 3 de noviembre.

Los dos nuevos puestos serán estrenados hoy por dos figuras de bajo perfil: el hasta ahora primer ministro belga Herman Van Rompuy, nuevo presidente del Consejo Europeo, y la comisionada de Comercio de la Comisión Europea, la británica Catherine Ashton, como nueva responsable de la política exterior del bloque comunitario.

Lea: los desafíos de Van Rompuy y Ashton

Ashton reemplazará al responsable de la política exterior de la Unión Europea (UE), Javier Solana, quien abandona su puesto este martes tras ocuparlo durante diez años.

Quienes respaldan el tratado dicen que hará a la UE más democrática y eficiente, mientras que los críticos afirman que le otorga a Bruselas demasiados poderes que corresponden a los países.

Otras críticas señalan que el belga Herman Van Rompuy y la británica Catherine Ashton carecen del peso necesario para incidir en el tablero mundial.

La nueva canciller europea ocupará también el cargo de vicepresidenta de la Comisión Europea y deberá manejar un presupuesto de miles de millones de euros, además de un nuevo servicio diplomático compuesto por cerca de 5.000 personas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.