"Se agota el tiempo" para Irán

Enviados de Francia, Reino Unido y Estados Unidos ante las Naciones Unidas le advirtieron este jueves a Irán que se le está agotando el tiempo, ya que impulsarán nuevas sanciones para principios de 2010 si Teherán sigue ignorando las demandas internacionales sobre su programa nuclear, que los países occidentales sospechan tiene fines militares.

Image caption Los países occidentales sospechan que el programa nuclear iraní tiene fines militares.

El embajador francés, Gerard Araud, dijo que Irán tiene una última oportunidad para sentarse a negociar, y su homólogo británico, Mark Lyall Grant, especificó que se podría decidir sobre futuras sanciones tan pronto como a principios del año nuevo.

"La paciencia se está acabando (...) y, si no hay un cambio de actitud por parte de Irán y no hay una clara indicación de su voluntad de negociar... entonces el Consejo de Seguridad tendrá que considerar nuevamente nuevas sanciones contra Irán en el año nuevo", afirmó el británico Lyall Grant.

Por su parte, la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Susan Rice, señaló que, a pesar de que su país todavía busca una solución diplomática a la crisis, también insistió en que el tiempo se acorta y que "la comunidad internacional deberá considerar más sanciones".

Los enviados expusieron sus ideas luego de escuchar el reporte de un panel del Consejo de Seguridad que controla el embargo de armas impuesto a Irán en 2007, en el cual se afirma que Irán habría violado dicho embargo dos veces en los últimos tres meses.

Sin embargo, Rusia y China hicieron un llamado para continuar por la vía diplomática.

Evaluación

La corresponsal de la BBC ante la ONU, Barbara Plett, observa que la idea de imponer más sanciones cobra cada vez más fuerza a medida que se acerca el fin del año.

Los tres enviados expresaron su frustración por la no consecución de un acuerdo acerca de una propuesta para tratar el tema del enriquecimiento de uranio por parte de Irán, con el fin de calmar los ánimos ante la probabilidad de que esté tratando de construir armas nucleares.

Seis potencias mundiales le habían dado un plazo hasta fin de año para que acepte dicha propuesta, pero Teherán sigue negando con firmeza que esté desarrollando armamento nuclear.

Los diplomáticos de la ONU indicaron que se podría llevar a cabo una evaluación tan pronto como la semana entrante.

"Pero se prevé que cualquier paso hacia una nueva ronda de sanciones implique unas negociaciones largas y arduas con miembros reticentes del Consejo de Seguridad, como China", asevera la corresponsal Plett, quien también manifiesta que está en cuestión si es posible lograr consenso sobre restricciones tan duras.

Contenido relacionado