Fidel Castro compara a Obama con Bush

Fidel Castro (Foto:Archivo)
Image caption Castro criticó el discurso en el que Obama defiende el envío de más soldados a Afganistán.

El ex presidente de Cuba Fidel Castro atacó por primera vez al mandatario de Estados Unidos, Barack Obama. En una reflexión aparecida en toda la prensa cubana, Castro le compara con George W. Bush y lo acusa de continuar sus guerras en Irak y Afganistán.

"La política que se ofrece al pueblo de Estados Unidos por la nueva administración es la misma de Bush, quien ordenó la invasión de Irak, que nada tenía que ver con el ataque a las Torres Gemelas", escribió el ex presidente cubano.

Agregó que los discursos teatrales de Obama "ocultan la existencia real de una superpotencia imperial con cientos de bases militares desplegadas por el mundo, doscientos años de intervenciones militares en nuestro hemisferio".

Cuestionó además la debilidad y falta de decisión del Presidente Barack Obama respecto al enfrentamiento del cambio climático, y afirmó que actúa así a pesar de que conoce perfectamente la gravedad de la situación mundial.

Acto cínico

Castro criticó el discurso en el que Obama defiende el envío de más soldados a Afganistán, "se empleó a fondo. Elaboró y ordenó cuidadosamente 169 frases destinadas a tocar cada una de las 'teclas' que le interesaban, para obtener de la sociedad norteamericana su apoyo a una estrategia de guerra".

"Adoptó poses que harían palidecer a las Catilinarias de Cicerón. Ese día tuve la impresión de estar escuchando a George W. Bush; sus argumentos en nada se diferencian de la filosofía de su antecesor, excepto por una hojita de parra: Obama se oponía a las torturas".

Remarcó que el Presidente de EE.UU. no habló sobre "los cientos de miles de personas, incluidos niños y ancianos inocentes, que han muerto en Irak y Afganistán y los millones de iraquíes y afganos que sufren las consecuencias de la guerra".

Afirmó Castro que ellos no tuvieron "responsabilidad alguna con los hechos ocurridos en New York" y agregó que fue un acto cínico haber aceptado el Premio Nobel de la Paz "cuando ya tenía decidido llevar la guerra en Afganistán hasta las últimas consecuencias".

Débil y vacilante

Respecto de la lucha contra el calentamiento global sostuvo que "Obama no es ignorante; conoce como conocía Gore, el grave peligro que amenaza a todos, pero vacila y se muestra débil frente a la oligarquía irresponsable y ciega de ese país".

Aseguró que, en este tema, el Presidente carece de decisión, "no actúa como un Lincoln, para resolver el problema de la esclavitud y mantener la integridad nacional en 1861, o como un Roosevelt, frente a la crisis económica y el fascismo".

Castro aclaró que el Presidente podría hacer mucho más ya que la Agencia de Protección Ambiental determinó "que las amenazas para salud pública y el bienestar del pueblo de Estados Unidos que significa el calentamiento global, le permiten a Obama adoptar medidas sin contar con el Congreso".

Fidel Castro acusó a los países desarrollados de pretender volcar los costos sobre las naciones pobres, cuando "debe exigírseles el máximo de sacrificio a los más ricos, un máximo de racionalidad para el empleo de los recursos, y un máximo de justicia para la especie humana".

El ex mandatario se mostró esperanzado de que en Copenhague se gane "un mínimo de tiempo para alcanzar un acuerdo vinculante que sirva realmente para buscar soluciones. Si eso se logra, la Cumbre significaría al menos, un modesto avance".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.