Urgen a ONU a no ayudar a R.D. del Congo

El grupo de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) está urgiendo a Naciones Unidas a que detenga toda ayuda militar a la República Democrática del Congo en contra de rebeldes de Ruanda, por el asesinato y abuso de civiles.

Image caption HRW dice que la situación plantea dudas sobre si las misiones de paz están involucradas en los abusos.

En un un nuevo reporte, HRW señala que la ONU debería esperar hasta que pueda asegurarse de que las operaciones conjuntas en el este del país no violen leyes humanitarias internacionales.

La institución de caridad señala que el continuo apoyo de la ONU socava su obligación de proteger a civiles.

Mientras que la ONU alega que, en general, la campaña está reforzando la estabilidad en la región.

La organización benefactora, con base en el Reino Unido, divulgó este reporte de cara a la reunión del Consejo de Seguridad a realizarse esta semana para deliberar sobre la renovación del mandato de los enviados de paz de la ONU a la República Democrática del Congo.

Han habido crecientes críticas al papel de apoyo de la ONU en una campaña militar contra los rebeldes ruandeses, que ha llevado a la muerte de cientos de civiles.

Dudas

La campaña militar congoleña contra dichos rebeldes condujo al brutal asesinato de cientos de civiles y a la violación de miles, a veces por parte de los mismos soldados que la ONU está respaldando.

El informe de HRW indica que esta situación plantea serias dudas sobre si las misiones de paz están involucradas en estos abusos.

El grupo exhorta a la ONU a finalizar con el apoyo a la campaña hasta que se adopten condiciones claras y mensurables, que aseguren que las operaciones conjuntas no violen las leyes humanitarias internacionales.

De acuerdo a memorándums filtrados citados en el reporte, abogados de la ONU ya habían advertido del riesgo legal de apoyar la campaña de un ejército con antecedentes tan pobres en derechos humanos.

Por su parte, funcionarios de la ONU arguyen que la situación de los civiles sería aún peor sin la presencia de los enviados de paz. También, que han retirado su apoyo a una unidad del ejército acusada de atrocidades, y han prometido hacer lo mismo con otras si surgen evidencias.

Cuando el Consejo de Seguridad considere la renovación del mandato de misiones de paz esta semana, se prevé que enfatizará la atención en la protección civil, sin embargo, es improbable que dé por terminado el respaldo a las operaciones militares.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.