China consolida influencia en Asia Central

El presidente chino Hu Jintao y el de Kazajistán Nursultan Nazarbayev en la inauguración del tramo kazajo del gasoducto
Image caption El gasoducto recorrerá 1.800 kilómetros en Asia Central hasta llegar a territorio chino.

El presidente de China, Hu Jintao, inauguró este lunes un gran gasoducto para transportar gas desde Turkmenistán en lo que se considera como la última movida de Pekín para asegurarse influencia internacional y recursos clave.

La tubería marca el fin del control que Rusia ejercía de facto sobre el vasto suministro de gas turkmeno.

Líderes de otras repúblicas de Asia Central -que formaron parte de la Unión Soviética- también estuvieron presentes en la ceremonia de inauguración en el remoto desierto de Turkmenistán.

El gasoducto recorre 1.800 kilómetros en la región de Asia Central -atravesando también Uzbekistán y Kazajistán- hasta llegar a la frontera occidental china.

Hambre de gas

Cuando esté plenamente operativo, en 2013, se espera que transporte 40.000 millones de metros cúbicos de gas natural, una cifra que representa cerca de la mitad de la demanda china actual.

Según explica Michael Bristow, corresponsal de la BBC en Pekín, en este momento China es capaz de obtener casi todo lo que necesita de sus propios recursos, pero esa situación no durará para siempre.

La economía del país sigue creciendo y así en el futuro necesitará cada vez más los suministros de energía.

Es por eso que China, dice Bristow, ha estado presionando mucho para obtener conexiones con el gas turkmeno.

Menor dependencia rusa

El gasoducto también reducirá la dependencia rusa de Turkmenistán. La mayor parte del gas turkmeno se exporta a través de su vecino del norte, en un acuerdo que llevó a fricciones entre ambos países.

La empresa de energía estatal rusa Gazprom dejó de comprar gas natural a Turkmenistán a principios de año después tras una disputa sobre la explosión de una tubería.

Pero este nuevo gasoducto no sólo parece beneficiar a Turkmenistán. Significa que otros países de Asia Cental también dependerán menos de las compras rusas.

"Este proyecto no tiene sólo valor comercial o económico. También es político", le dijo el domingo el presidente turkmeno Kurbanguly Berdymukhamedov a su par chino.

"La apertura de este gasoducto es otra plataforma para la colaboración y la cooperación entre nuestras naciones amigas", dijo, por su parte, el presidente chino en la ceremonia de inauguración, en la que giró una rueda para simbolizar la apertura del gasoducto.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.