Souvenir del ataque a Berlusconi es un éxito

Réplica del Duomo de Milán
Image caption Las réplicas más baratas se consiguen por unos US$7.

Las ventas de la réplica de la catedral de Milán se dispararon, luego de que el souvenir del Duomo fuera utilizado el domingo para golpear en la cara al primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi.

Berlusconi, quien se espera abandone el hospital este miércoles, permanece internado luego de sufrir fractura de nariz, rotura interna y externa en el labio superior, pérdida de dos dientes y lesión en un ojo.

Por otra parte, agentes de seguridad del hospital San Raffaelle detuvieron a un joven que habría intentado ingresar para "saludar" al primer ministro.

El hombre, de 26 años, no fue detenido fuera de la habitación de Berlusconi, tal como se había informado inicialmente, según Steve Rosenberg, corresponsal de la BBC en Milán.

Popular regalo

Aliados al mandatario consideran que el ataque es fruto del "clima de odio" que rodea al primer ministro. Y que las ventas del puntiagudo objeto con el que fue golpeado se hayan disparado podría ser una muestra de ello.

"Las ventas definitivamente han aumentado", aseguró Mario, dueño de un puesto donde se venden souvenirs en la plaza de la catedral, citado por la agencia Reuters.

"La gente definitivamente está comprándolo como un souvenir del evento, parece ser uno de los más populares regalos de Navidad", explicó.

El vendedor agregó que "la gente pasa y la levanta para ver qué tan pesada es, para ver si el peso del objeto realmente pudo haber causado todo ese daño físico a Berlusconi".

Por su parte, el dueño de un kiosco aseguró: "Hay tanta curiosidad, una peregrinación de personas que vienen a hacer preguntas. Y hemos vendido un poco más de réplicas".

"Se lo llevo de regalo a mis padres y mi tío, que son de la oposición. Es un regalo de Navidad diferente", aseguró una compradora al diario Il Giornale.

El diario La Repubblica destaca que el souvenir es uno de los tantos que se venden en la plaza del Duomo, y que ni siquiera estaba entre los favoritos del público, pero ahora, tras el ataque, es el más codiciado.

Los souvenirs están hechos de diferentes materiales. El más pesado, de mármol, tiene un costo de unos 10 euros (US$15) y el más liviano, de resina, entre 5 y 6 euros.

La agresión

Image caption La agresión tuvo lugar cuando Berlusconi se acercó al público para firmar autógrafos.

La agresión del domingo tuvo lugar cuando Berlusconi se acercó al público para firmar autógrafos y estrechar la mano a sus simpatizantes en Milán.

El agresor, Massimo Tartaglia, con un largo historial médico de enfermedad mental, le pidió disculpas al jefe de gobierno por su "su cobarde arrebato".

Este miércoles, en tanto, la policía dijo que un hombre fue detenido dentro del hospital, en el mismo sector donde se encuentra Berlusconi. El incidente ocurrió a las dos de la madrugada y, según se informa, ingresó para saludar al primer ministro.

El intruso fue detenido por agentes de seguridad del hospital al salir del ascensor, fue detenido y llevado por la policía para ser interrogado, según el corresponsal.

"Dijo se quería hablar con el jefe del gobierno. No tenía una actitud agresiva y no llevaba consigo ningún arma ni objeto peligroso. En su automóvil encontramos palos de hockey. Parece tener un problema mental", aseguró la policía de Milán a la agencia AFP.

Rosenberg explica que Berlusconi, quien se ha estado quejando de un dolor en el cuello, podría ser dado de alta este miércoles, pero esa decisión aún debe ser tomada por el equipo médico.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.