EE.UU.: más deportaciones en 2009

Redadas de agentes de inmigración.
Image caption El número de deportaciones va en aumento, según indican cifras oficiales.

El número de arrestos y deportaciones de inmigrantes aumentó significativamente este año en Estados Unidos, según datos del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE).

A pesar de que el gobierno del presidente Barack Obama ha reconocido la necesidad de reformar el sistema de detención de los indocumentados, ICE se ha valido este año de programas que fueron establecidos por la administración anterior para implementar las leyes migratorias estadounidenses.

El aumento más significativo en el número de detenciones de inmigrantes en 2009, 113.172, se produjo a través del programa Comunidades Seguras.

Este programa se creó en octubre de 2008 para dar acceso a las cárceles locales a la base de datos de la Agencia Federal de Investigación (FBI) y de ICE con el fin de conocer los antecedentes criminales y migratorio de los detenidos.

Mientras, unos 44.692 inmigrantes indocumentados han sido detenidos este año mediante el programa 287g, que permite a policías locales apresar a personas sin el visado adecuado, y que ha sido calificado de "racista" por grupos de defensa de los derechos humanos.

Intenciones

Los acuerdos con diferentes ciudades y condados del país para implementar tanto el programa Comunidades Seguras como el 287g han sido renovados este año, al tiempo que el gobierno de EE.UU. continúa anunciando un cambio en su sistema de detención de indocumentados.

El subsecretario de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) John Morton, anunció en agosto pasado el inicio de una serie de "pasos sustanciales, efectivos de inmediato para revisar el sistema de detención de inmigración".

Morton dijo que las reformas al sistema de apresamientos de indocumentados tomarán en cuenta las denuncias sobre las detenciones de inmigrantes, "al tiempo que permitan a ICE mantener una robusta y significativa capacidad" de continuar aplicando las leyes migratorias del país.

Por su parte, la secretaria del DHS, Janet Napolitano, continúa asegurando que el gobierno de Obama está en disposición de llevar a cabo una reforma migratoria y ha prometido que la detención de inmigrantes se concentrará más en aquéllos que tienen un récord criminal.

“Estamos colocando más énfasis en las deportaciones de criminales y presionando a los empleadores responsables de contratar a la fuerza laboral ilegal”, afirmó recientemente Napolitano.

Tras los criminales

Image caption El congreso de Estados Unidos se dispone a discutir una nueva propuesta de reforma migratoria.

La portavoz de ICE, Bárbara González, afirmó a BBC Mundo que este año "los arrestos de no criminales han disminuido y han aumentado los arrestos de criminales".

Sin embargo, a pesar de que el número de detenidos que no son criminales disminuyó en 7% en 2009, del número de inmigrantes que fueron arrestados este año, 65% no tenía un récord criminal.

Mientras, las deportaciones de inmigrantes aumentaron en 132.984 en 2009, según datos del ICE. Hasta septiembre de este año, un total de 387,790 personas habían sido "removidas" del país, de las cuales 64% eran inmigrantes sin un récord criminal.

En 2008, fueron deportados de EE.UU. 254,806 indocumentados, un 55% no-criminales.

Sinceridad

Aún así, Brittney Nystrom, asesora legal del Foro sobre Inmigración Nacional, que se dedica a defender los derechos de los inmigrantes, consideró que los funcionarios del gobierno de Obama son sinceros cuando dicen que desean reformar el sistema de detención de indocumentados.

"Creo que son sinceros, pero también existe la urgencia de que ICE necesita implementar estas reformas lo más rápido posible", indicó la experta a BBC Mundo.

Nystrom agregó que los programas de ICE como Comunidades Seguras y 287g "se anuncian como que van detrás de los inmigrantes criminales, pero lo que hemos visto es que detienen a inmigrantes que no han cometido ningún crimen".

Reforma

Por su parte, Michele Waslin, analista del Centro de Política Migratoria, señaló a BBC Mundo que el gobierno "necesita avanzar en la aprobación de una amplia reforma migratoria".

Waslin opinó que la actual administración "ha intentado cambiar el enfoque de estos programas". Por ejemplo, se han suspendido las redadas a centros de trabajo y el enfoque de las detenciones está puesto en los criminales.

"Pero, claramente, cuando hablamos con personas en la Casa Blanca, ellos reconocen que tienen que aplicar las leyes migratorias", agregó.

Lo que ocurre, a juicio de la analista, es que "la detención no es la solución. No importa la forma en que se cambia el proceso, la detención de indocumentados no va a resolver el problema".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.