"Crímenes contra la humanidad" en Guinea

Manifestantes en Guinea
Image caption Las fuerzas de seguridad dispararon contra miles de manifestantes.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) calificó de "crímenes contra la humanidad" la matanza, en septiembre de 2009, de decenas de civiles por parte de las fuerzas de seguridad de Guinea.

Según un informe de una comisión investigadora de la ONU, se pudo confirmar la identidad de 156 personas asesinadas o desaparecidas durante los tres días que duró la violencia en el país africano, en especial en su capital, Conakry.

Los investigadores señalaron que "el número de víctimas es probablemente más elevado" y añadieron que hubo "centenares de otros casos de tortura, tratamientos crueles y degradantes".

De acuerdo a la investigación, por los menos 109 mujeres y niñas fueron víctimas de violaciones, mutilaciones y esclavitud sexual.

"Se violó a mujeres con objetos, en particular con bayonetas, bastones, pedazos de metal (y) porras", dice el documento.

"Algunos militares ultimaron a mujeres violadas introduciéndoles fusiles en la vagina y disparando", describe el texto.

La violencia comenzó cuando miembros de las fuerzas de seguridad dispararon contra miles de manifestantes que se habían congregado en el estadio "28 de Septiembre" de Conakry.

La manifestación había sido convocada para protestar por la eventual candidatura del líder Musa Dadis Camara en las elecciones presidenciales previstas para enero.

Presidente acusado

Camara, quien tomó el poder en un golpe de estado el año pasado, se encuentra hospitalizado en Rabat, Marruecos, luego de que, según el gobierno guineano, un asistente lo hiriera de bala, a principios de este mes.

Image caption Musa Dadis Camara llegó al poder mediante un golpe de estado, en 2008.

El informe, presentado el 19 de diciembre ante el Consejo de Seguridad de la ONU, acusa a Camara y a otros altos funcionarios de haber sido responsables de la violencia, presuntamente con el objetivo de aterrorizar a la oposición.

"La comisión considera que existen razones suficientes para presumir una responsabilidad penal directa del presidente Musa Dadis Camara", dice el documento.

Los investigadores pidieron que el caso se ponga en manos del Tribunal Penal Internacional.

La comisión, que fue establecida a solicitud del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, entrevistó a unos 700 testigos.

El documento también cita como presuntos responsables al jefe de los servicios especiales, comandante Musa Thiegboro Camara, al capitán Claude Pivi y al teniente Aboubacar Sidiki Chérif Diakité, alias Tumba.

Este último es el asistente acusado de haber disparado contra el líder guineano y, según las autoridades, se encuentra fugitivo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.