EE.UU. nombra "ciber zar"

Mediante un anuncio multimedia en su blog, la Casa Blanca le reveló al mundo la identidad del nuevo "ciber zar" de seguridad de Estados Unidos casi un año después que el presidente Barack Obama anunciara la creación del cargo.

Image caption El nombramiento se produjo varios meses tras la creación del cargo.

En vez de una tradicional y "anticuada" conferencia de prensa "offline" donde el presidente Obama presenta en persona a su nuevo nominado, el aviso llegó en forma de un "e-mail abierto" a los cibernautas. "Este mismo email que estás leyendo resalta nuestra dependencia sobre la tecnología de la informática en esta era digital, por eso nos pareció apropiado anunciar por este medio que el presidente ha escogido a Howard Schmidt para ser el Coordinador de Ciber-seguridad de la Casa Blanca", dice el e-mail firmado por John Brennan, asistente presidencial para la Seguridad Nacional y Contraterrorismo. Schmidt, cuyo cargo oficial es Coordinador de Seguridad Cibernética de la Casa Blanca, será parte clave del equipo de seguridad nacional del presidente Obama y también trabajará con los consejeros económicos de la administración para "asegurar que nuestros esfuerzos en materia de seguridad cibernética mantengan la seguridad y prosperidad de la nación", agregó el anuncio.

Ciberseguridad: la oportunidad del zar

Casa Blanca 2.0

"El presidente Obama me ha pedido que desarrolle una nueva estrategia integral para asegurar nuestras redes informáticas", dijo Schmidt en un video que con un "clic" se puede agregar a Facebook, Twitter y otras redes sociales. Schmidt, quien ha trabajado para E-bay, Microsoft y el Departamento de Seguridad Nacional bajo el presidente George W. Bush, indicó que tendrá como misión coordinar esfuerzos internacionales para la seguridad cibernética, crear lazos entre el sector público y privado, y fomentar el desarrollo de nuevas tecnologías. "Como lo ha dicho el presidente Obama, las amenazas cibernéticas son algunos de los desafíos más serios que enfrenta nuestra seguridad nacional y nuestra economía", indicó Schmidt, cuyo mensaje en video llegó acompañado de una serie de recomendaciones de seguridad para que el público cibernético también participe en este esfuerzo.

Más conductor de orquesta que zar

Image caption EE.UU. es el mayor blanco de ataques cibernéticos.

"En realidad no se trata de un zar. Es mejor ver este cargo como el conductor de una orquesta o el entrenador de un equipo de fútbol", explicó a BBC Mundo James Lewis, director del Programa de Tecnología y Política Pública del Centro de Estrategia y Estudios Internacionales (CSIS). Según Lewis, Schmidt tendrá que coordinar de forma global los múltiples programas de seguridad que ya existen de forma desarticulada en las diferentes agencias del gobierno. El Pentágono estima que más de 100 organismos de inteligencia extranjeros están activamente atacando las 15.000 redes del gobierno de Estados Unidos que integran a siete millones de computadoras. "Estados Unidos es el mayor blanco para este tipo de ataques porque somos el país más dependiente de las redes cibernéticas y tenemos grandes vulnerabilidades. Estas redes son esenciales para nuestra seguridad y nuestra economía", estimó Lewis y agregó que Estados Unidos ya está "atrasado" en estos esfuerzos sobre todo en comparación con países como Rusia y Francia.

Guerra sin explosivos

Lewis explicó que existen muchas creencias falsas acerca de la seguridad cibernética y que a diferencia de otros tipos de agresiones a un país, estos ataques no cuentan con grandes explosiones o carros en llamas. "No hay nada que explote y muchas veces la gente ni siquiera se da cuenta que se ha dado un ataque y por eso piensan que la amenaza no existe", señaló el experto. Lewis indicó, que como cualquier tipo de infraestructura, las redes cibernéticas del país necesitan inversión, mantenimiento, reglas y acuerdos internacionales para funcionar de forma organizada. Y como si todo esto fuera poco, el nuevo "zar" también tendrá que establecer su autoridad política en un campo minado donde los poderes establecidos (como el Departamento de Defensa) ven con recelo estos nuevos cargos "rivales" en materia de seguridad. Es más, según la prensa política de Washington, Schmidt es el cuarto en la lista de escogidos de la Casa Blanca, ya que otros tres candidatos rechazaron el puesto tras estimar que no teníaa suficiente jerarquía ni presupuesto para implementar su misión. El nombramiento se da luego varios atrasos y meses después de la renuncia de Melissa E. Hathaway, la encargada de ciber-seguridad de la Casa Blanca, quien expresó frustración por la lentitud y la falta de autoridad para implementar estas iniciativas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.