Ecuador tras los "matrimonios arreglados"

"Escriba dónde y cuándo se conoció con su pareja". Así inicia el juez de Matrimonios, Antonio Mancheno, las entrevistas que sostiene con las decenas de parejas de ecuatorianos y cubanos que cada mes acuden al Registro Civil de Ecuador con la intención de contraer matrimonio.

Image caption Hasta noviembre de 2009, el número de bodas entre cubanos y ecuatorianos llegó a 1.710.

En 2008, el número de bodas entre cubanos y ecuatorianos en el país fue de 456. Sin embargo, de enero a noviembre de 2009 esa cifra había alcanzado los 1.710, lo cual representa un incremento del 375%.

Estos datos han llamado la atención de las autoridades ecuatorianas, que desde el año pasado, cuando se suprimió la exigencia de visado para los cubanos, sospechan de la existencia de redes de corrupción que, por medio de casamientos pactados por dinero, buscan regularizar la permanencia de los isleños en Ecuador.

El Código Penal ecuatoriano, en su artículo 535, castiga con prisión de tres a cinco años "al que empleare fraude o violencia para burlar las leyes vigentes que regulan la celebración o la terminación del matrimonio".

"No se dejen utilizar"

En este contexto, en junio de 2009, el Registro Civil emitió una resolución que exige a todo extranjero que desee casarse en Ecuador demostrar su permanencia en el país por un mínimo de 75 días consecutivos.

Junto con ello, el director del Registro Civil, Paulo Rodríguez, le dijo a BBC Mundo que su entidad está implementando las acciones administrativas y legales a su alcance "para verificar que estemos celebrando un matrimonio legalmente viable, es decir, aquel que es libre y voluntariamente solicitado por los contrayentes".

Rodríguez manifestó que, entre dichas acciones, se encuentra una profundización del nivel de preguntas que se efectúan antes de celebrar un matrimonio en el que interviene un ciudadano extranjero.

De 11 entrevistas efectuadas este miércoles en la entidad a parejas en las que uno de los novios es extranjero, apenas en una se logró la aprobación por parte del juez Mancheno.

"No se dejen utilizar. Eso es lo que siempre digo a las personas que no logran demostrar su relación con su supuesto novio extranjero", dijo Mancheno.

Detenidos por negociar

El juez Mancheno, además, le manifestó a BBC Mundo que la policía ecuatoriana desarrolla actividades de inteligencia para detectar los modos de operación de las redes que negocian los casamientos.

Tres personas han sido detenidas en este mes. Mancheno dijo que el 1 de diciembre fue apresado un ecuatoriano que "ofrecía novias a los ciudadanos cubanos". El 17 de diciembre, un ecuatoriano y una cubana fueron apresados tras la confesión, por parte del novio, del pago por parte de su pareja de US$300 para contraer nupcias.

Los montos de los arreglos son diversos, y en muchos casos quienes son convencidos a prestar su nombre para estos matrimonios son ecuatorianos de escasos recursos económicos.

El director del Registro Civil negó que las redes que negocian los matrimonios con extranjeros tengan vínculos dentro de su institución; no obstante, anunció que en las próximas semanas dará a conocer los resultados de investigaciones que lleva adelante en su entidad para verificar la pulcritud de todos los procedimientos.

La Florida ecuatoriana

Buena parte de los cubanos que llegan a Ecuador se han ubicado en el barrio La Florida, en el norte de Quito, donde los caribeños han asentado restaurantes y otros negocios que les permiten estar en contacto entre sí y adaptarse a la vida en su nuevo país de residencia.

Image caption En 2008, Ecuador suprimió la exigencia de visado para los cubanos.

En La Florida, el comentario en torno a los "matrimonios arreglados" no es nuevo. Así lo confirma Alfonso, un cubano que llegó a Quito hace nueve meses, y que ahora trabaja en un negocio de venta de ropa.

A decir de Alfonso, la disposición de permanencia mínima en el país por 75 días, para que un extranjero pueda contraer matrimonio, es discriminatoria.

"Acá venimos a trabajar y a hacer nuestras vidas como lo hace todo emigrante en el mundo entero", manifestó. Y agregó: "No todos los cubanos que aquí se casan lo hacen por conveniencia".

Frente a ello, el juez Mancheno dijo que, con la disposición de los 75 días y la realización de entrevistas previo a la celebración de los matrimonios, lo que Ecuador está haciendo es "precautelar los intereses de nuestros ciudadanos que están siendo utilizados por estas redes".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.