Otros dos obispos irlandeses dimiten

Otros dos obispos católicos irlandeses renunciaron como consecuencia del informe que criticó a líderes de la Arquidiócesis de Dublín por la forma en que manejaron las denuncias de abusos sexuales por parte de sacerdontes.

Image caption Walsh (en la foto) y Field eran obispos auxiliares de Dublín.

Eamonn Walsh y Raymond Field hicieron conocer su decisión a través de un comunicado conjunto leído en la misa de medianoche.

Ambos indicaron que esperan que sus renuncias ayuden a llevar paz a las víctimas de los abusos.

Cuatro de los cinco obispos criticados en el informe de la Comisión de Investigación de la Arquidiócesis Católica de Dublín, que analizó decenas de casos entre 1975 y 2004, han dimitido.

El obispo de Limerick, Donal Murray, renunció a comienzos de este mes luego de que el documento -conocido como informe Murphy- considerara "inexcusable" su incapacidad de lidiar efectivamente con el caso de un sacerdote sospechoso de ser un pederasta.

El miércoles pasado, James Moriarty, el obispo de Kildare, ofreció al papa Benedicto XVI su renuncia, que se espera sea aceptada por el Vaticano a mediados de enero.

Martin Drennan, el obispo de Galway, es el único de los obispos criticados que permanece en su cargo.

El informe Murphy estableció que la Iglesia puso la reputación de la institución por encima del bienestar de los menores y que los sacerdotes implicados fueron transferidos de parroquia en parroquia para evitar el escándalo.

El corresponsal de asuntos religiosos de la BBC, Christopher Landau, ha señalado que éste es unos de los momentos más difíciles que la Iglesia de Irlanda ha enfrentado jamás.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.