Corea del Sur ganó acuerdo millonario

Un consorcio de Corea del Sur se hizo acreedor este domingo de uno de los acuerdos energéticos más grandes de Medio Oriente, luego de que Emiratos Árabes Unidos (EAU) le concediera la creación y operación de cuatro reactores nucleares por un valor estimado de US$40.000 millones para satisfacer sus crecientes demandas de electricidad.

Image caption EAU señaló que las plantas nucleares son la única forma de cumplir con su creciente demanda energética.

EAU "determinó que el equipo de Korea Electric Power Corporation (KEPCO, por sus siglas en inglés) está mejor equipado para cumplir con los requisitos del gobierno en este ambicioso programa", dijo el director de la Corporación de Energía Nuclear de los Emiratos (ENEC, por sus siglas en inglés), Khaldoon al-Mubarak, en un comunicado.

El primer contrato para la construcción de cuatro plantas energéticas será por el valor de US$20.400 millones, y se espera que conlleve a contratos adicionales por otros US$20.000 millones para operar y mantener los reactores durante los próximos 20 años, indicó el Ministerio de Economía surcoreano.

La oficina presidencial surcoreana describió al acuerdo como "el más grande mega proyecto en la historia coreana", mientras que KEPCO anunció que también está en negociaciones con Turquía para exportar dos reactores nucleares al área del Mar Negro.

Corea del Sur empezó a utilizar energía atómica en 1978 y ahora cuenta con 20 reactores nucleares en operación.

Alta demanda

Los reactores nucleares deberían estar en funcionamiento para 2020, cuando, según las previsiones, la demanda de electricidad en los Emiratos haya crecido a más del doble de la actual.

A pesar de ser el tercer exportador de crudo del mundo, EAU señaló que ésta es la única forma de cumplir con semejantes demandas.

En su comunicado, la ENEC indicó que los volúmenes de gas natural que podrían estar disponibles para el sector energético serían insuficientes para las necesidades futuras, mientras que la generación de energía a través del carbón sería inaceptable desde el punto de vista de la conservación del medio ambiente.

Al-Mubarak especificó que el acuerdo firmado este domingo cubre la "construcción, la puesta en funcionamiento y la carga de combustible" para los cuatro reactores de 1.400 megavatios, el primero de los cuales empezará a producir electricidad en 2017.

Sin embargo, el funcionario no dio detalles de la segunda parte del contrato.

El consorcio surcoreano que tendrá a su cargo la construcción de las plantas está liderado por la estatal KEPCO y sus subsidiarias, además de Samsung, Hyundai y Doosan Heavy Industries. La estadounidense Westinghouse y la japonesa Toshiba también forman parte del consorcio ganador.

Este grupo de empresas le ganó la pulseada a un consorcio de empresas francesas y a otro compuesto por General Electric, de Estados Unidos, e Hitachi, de Japón.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.