Última actualización: jueves, 31 de diciembre de 2009 - 01:38 GMT

Seguridad aérea en la mira

La explicación brindada por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de la falla de seguridad en el caso de Umar Farouk Abdulmutallab revela que esto fue más que un simple caso de alguien que no logró atar cabos.

Pasajeros en cola para revisión de seguridad (imagen de archivo)

Obama considera que hubo falla de seguridad "sistémica".

Él utilizó la palabra “sistémico” para describir la falla.

Algo en el sistema no permitió que se ataran esos cabos.

El punto débil parecer estar en el mecanismo utilizado para colocar -o no- el nombre de un sospechoso en las cruciales listas de vigilancia.

El presidente se enfocó en la advertencia emitida por el padre del supuesto atacante suicida a la embajada estadounidense en Nigeria, indicando que su hijo era una amenaza potencial y se había ido a Yemen, un conocido centro de reclutamiento y entrenamiento de al-Qaeda.

“Ahora parecer ser que hace varias semanas esta información fue comunicada a un componente de nuestra comunidad de inteligencia, pero no fue eficazmente diseminada para que el nombre del sospechoso ingresara a la lista de los que no pueden volar. Si esta información crítica hubiese sido compartida, al sospechoso nunca se le hubiera permitido abordar un avión hacia EE.UU.”, dijo el presidente.

clic Lea: Obama: falla "sistémica" de seguridad

Advertencia del padre

La advertencia del padre fue entregada el 20 de noviembre por el Departamento de Estado de EE.UU., informó el portavoz Ian Kelly, según la agencia noticiosa Associated Press.

Umar Farouk Abdulmutallab

Umar Farouk Abdulmutallab ha sido acusado en el fallido atentado.

No solamente le llegó a todas las misiones diplomáticas estadounidenses y al Departamento de Estado en Washington, sino que además fue a parar al Centro Nacional de Antiterrorista de EE.UU. (NCTC, según sus siglas en inglés), el cual está a cargo de filtrar y analizar toda esa información.

Sin embargo no pasaron dos cosas.

Lo primero es que la visa de turista del señor Abdulmutallab, que le permitía ingresar a Estados Unidos, no fue revocada. Ésta le permitía entradas múltiples por dos años desde junio de 2008.

Lo segundo es que su nombre no fue ingresado en las vitales listas de vigilancia que constituyen un elemento esencial de los sistemas de seguridad diseñados tras los atentados del 11 de septiembre para prevenir que sospechosos ingresen a EE.UU. como lo hicieron los secuestradores del 11-S.

Además han surgido informes en la prensa estadounidense de que la inteligencia de EE.UU. captó rumores de que un nigeriano estaba siendo preparado en Yemen para un ataque terrorista. De ser así, esto no causó mucha impresión.

En vez de eso, su nombre únicamente pasó a una base de datos conocida como TIDE (sigla en inglés de base de datos de supuestos terroristas)

La página web del NCTC describe su función básica.

“La base de datos incluye… toda la información que posee el gobierno de EE.UU. relacionada con la identidad de individuos conocidos o debidamente bajo sospecha de estar o de haber estado involucrados en actividades que constituyen, en preparación de, en asistencia de, o estén relacionadas con el terrorismo…”.

Información "insuficiente"

Esta lista es revisada diariamente y todas las tardes los analistas envían un extracto de datos al FBI (sigla en inglés de la Oficina Federal de Investigaciones) para incorporarlos a su lista de vigilancia.

NORMAS PARA VUELOS A EE.UU.

  • Sólo un equipaje de mano, incluyendo artículos comprados en el aeropuerto.

  • BA y Virgin Atlantic no están cobrando por la facturación de equipajes de mano.

  • Revisiones de regalos envueltos

  • Los pasajeros están sujetos a revisiones con “palpaciones” antes de abordar, además de las usuales revisiones de seguridad.

  • Los pasajeros deberán permanecer sentados durante la última hora del vuelo.

  • No se permite el acceso a los equipajes de mano y se prohíbe dejar artículos o mantas sobre las piernas durante esa hora.

Esta lista de vigilancia es la base sobre la cual las personas o son sometidas a un cuestionamiento o revisión adicional antes de volar o se les prohíbe volar a EE.UU.

En enero de 2009 había más de 564.000 nombres en TIDE.

De esos, unos 14.000 supuestamente estaban en una lista de revisión y 4.000 en la lista de no volar.

El problema en este caso es que el señor Abdulmutallab nunca fue trasladado de TIDE a las listas de vigilancia.

Parece ser que la información aportada por su padre fue insuficiente para generar ese traslado.

La pista Yemen

Esa podría haber sido la falla sistémica crítica a la cual aludió el presidente Obama. ¿O no?

La cadena estadounidense de noticias CNN informó que Chad Kolton, un portavoz del FBI, dijo que no había suficiente evidencia substancial para respaldar los temores del padre del señor Abdulmutallab.

Agente revisa artículo

Las revisiones de seguridad se han intensificado alrededor del mundo.

El propio FBI señala que “únicamente individuos de los cuales se sabe o razonablemente se sospecha que están o han estado involucrados en conductas que constituyen, o en preparación de, en asistencia de, o relacionadas con el terrorismo son incluidos”.

De manera que parece que hacía falta algo más que los temores de un padre, pese a que la conexión de Yemen debería al menos haber generado un alerta.

Pero Yemen no es un nuevo frente en la guerra contra al-Qaeda, más allá de que se sabe que hay líderes de al-Qaeda en la zona.

Una de las reformas sistémicas probablemente sería un relajamiento de los criterios bajo los cuales alguien puede ser trasladado de TIDE a la lista de vigilancia.

Otra sería que las visas estadounidenses se hagan todavía más estrictas y sean sujetas a revisiones si surge información nueva.

Antes del 9/11 era fácil obtener una visa para EE.UU., desde entonces, y desde que el autor del fallido atentado con un zapato-bomba, el británico Richard Reid, intentara estallar sus explosivos poco después, el procedimiento se ha hecho más estricto.

Al menos se volvió obligatoria una entrevista cara a cara.

Mientras esperaba por dicha entrevista (mi primera) en la embajada de EE.UU. en Londres, me uní a los miembros de una orquesta londinense que también estaban a punto de ser interrogados.

Discriminación por apariencia

Ha surgido un comentario en EE.UU. de que el país debería haber tenido conocimiento de la negativa de Gran Bretaña de concederle otra visa al señor Abdulmutallab (él había estado en Londres antes y había estudiado en el University College London).

Policía británico junto a Abdulmutallab y otra persona (imagen de archivo)

Gran Bretaña no quiso concederle una segunda visa a Abdulmutallab.

Sin embargo ese rechazo no se debió a él en particular, sino al hecho de que había presentado una solicitud a una universidad inexistente.

Así es que bajo las normas estadounidenses puede que no fuese considerado como algo significativo para la seguridad.

La cuestión del uso de "perfiles de pasajeros" también ya sido planteada.

La aerolínea israelí El Al lo ha estado haciendo desde hace años.

Cualquiera que vuele con El Al bien sabe que será cuestionado y revisado, en algunos casos reiteradamente, antes de que pueda abordar.

Ellos y sus equipajes son sometidos a un escrutinio minucioso.

En EE.UU. y el Reino Unido se han utilizado algunos métodos bastante primitivos de perfiles de pasajeros.

Uno de ellos involucra poner bajo observación a los pasajeros en caso de que muestren señales de inquietud o nerviosismo.

Sin embargo al-Qaeda ha estado consciente desde hace mucho de que los secuestradores y atacantes suicidas podrían delatarse a sí mismos.

Después del 11-S se hallaron instrucciones que le decían a los secuestradores que sonrieran y aparentaran estar tranquilos en sus trayectos de ida y vuelta hacia el aeropuerto y en el avión.

En el caso del señor Abdulmutallab hay informes de que trató de tranquilizar a los pasajeros que lo rodeaban mientras manoseaba los mecanismos que portaba al decir que se sentía mal.

Otra reforma adicional podría ser el uso de dispositivos para el reconocimiento óptico del cuerpo.

Las autoridades holandesas ya anunciaron que esos se utilizarán en todos los vuelos hacia EE.UU. Las autoridades nigerianas siguieron el ejemplo. Puede que otros hagan lo mismo.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.