Yemen, "amenaza global"

Sana´a, capital de Yemen
Image caption Estados Unidos ha advertido que Yemen se está convirtiendo en un riesgo a la seguridad global.

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, advirtió que la inestabilidad en Yemen es una amenaza global y no simplemente regional.

Hablando en Washington, la funcionaria sostuvo que el gobierno de Yemen debe tomar medidas para restaurar la estabilidad o arriesgarse a perder el apoyo de los países occidentales.

"Vemos implicaciones globales de la guerra en Yemen y los continuos esfuerzos de al-Qaeda en Yemen por usarla como la base para ataques terroristas por fuera de la región", indicó Clinton.

Este martes, Estados Unidos reabrió su embajada en Yemen, luego de estar cerrada por dos días. Varios países cerraron sus embajadas en ese país citando motivos de seguridad. Además de EE.UU. y el Reino Unido, también cerraron sus delegaciones diplomáticas Francia, Alemania y Japón.

Las embajadas de Francia y el Reino Unido también han vuelto a operar, pero permanecen cerradas al público.

Lea: EE.UU. y Reino Unido cierran embajadas

El corresponsal de BBC en Washington Kevin Connolly informa que Washington ha comenzado a enfocarse en el papel de Yemen como una base de actividad de al-Qaeda.

Analistas de inteligencia estadounidenses creen que Yemen fue el sitio de origen de la conspiración tras el fallido atentado del pasado día de Navidad contra un avión en Detroit.

En días recientes, a raíz del intento de ataque contra la aeronave, Washington ha intensificado las medidas de seguridad para los viajeros aéreos.

Lea: Revisiones más estrictas

Más ayuda

EE.UU. está duplicando la ayuda que le otorga a las fuerzas de seguridad yemeníes para combatir la insurgencia local, pero Clinton advirtió que esa ayuda seguirá solo si el gobierno de Yemen cumplen con lo que denominó las expectativas y las condiciones de Occidente, agregó Connolly.

Lea: Petraeus habla de ayuda con Yemen

Las autoridades de Yemen han intensificado las medidas de seguridad en el aeropuerto de la capital, Sana´a.

En declaraciones al sitio de internet de la agencia de noticias al-Jazeera, el canciller yemení, Abu Baker al-Qirbi, descartó una intervención militar directa de EE.UU. en Yemen.

"Yemen va a confrontar el terrorismo a su manera, por su propio interés", dijo el funcionario.

Al menos dos sospechosos de pertenecer a al-Qaeda murieron durante una acción policial el lunes cerca de la capital yemení.

Ataques a extranjeros

Según informan corresponsales, la situación de seguridad en Yemen se ve complicada por la abundancia de armas en la población, una insurgencia en el norte del país y un movimiento secesionista en el sur.

Lea: Todos temen por Yemen

La organización que se hace llamar al-Qaeda en la Península Árabe (AQAP por sus siglas en inglés) fue formada en enero 2009 al fusionarse dos grupos militantes regionales de Yemen y Arabia Aaudita.

Han prometido atacar la infraestructura petrolera, extranjeros y fuerzas de seguridad, en su esfuerzo por derrocar a los gobiernos de Arabia Saudita y Yemen para establecer un califato islámico.

Umar Farouk Abdulmutallab, el nigeriano acusado de intentar destruir el avión estadounidense en Detroit, supuestamente ha dicho a investigadores que militantes de AQAP lo entrenaron en Yemen y le suministraron los explosivos que usó en el fallido atentado.

Los estimativos que se hacen acerca del número de integrantes de AQAp varían sustancialmente. Algunos lo ubican en menos de 50 combatientes mientras que otros creen que podrían llegar a 300.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.