Dinero sin límites para campañas en EE.UU.

Propaganda electoral en los comicios presidenciales de 2008, en Estados Unidos
Image caption Según la Corte, las limitaciones suponían una violación de la libertad de expresión.

La Corte Suprema de Estados Unidos decidió este jueves poner fin a una norma que desde hace 20 años limita la cantidad de dinero con el que compañías y otras organizaciones financian directamente a su candidato preferido en unas elecciones.

Por cinco votos a cuatro, los jueces del alto tribunal estadounidense acordaron que empresas privadas, sindicatos y grupos de presión tengan libertad para donar tanto dinero como ellos quieran en las campañas para elecciones al Congreso y la Casa Blanca.

Los magistrados en contra de las actuales limitaciones argumentaron que poner un tope a los apoyos económicos que las empresas dan a un candidato, por ejemplo a través de anuncios en televisión, supone una restricción de la libertad de expresión.

Rechazo en la Casa Blanca

Incluso, explicaron los cinco jueces favorables a este cambio, el gobierno podría incurrir en la censura al decidir "de dónde debe conseguir una persona la información o qué fuente debe o no escuchar" durante una campaña.

Sin embargo, en la Casa Blanca no se recibió bien la decisión.

"La Corte Suprema ha dado luz verde a una nueva estampida de dinero (procedente) de intereses especiales en nuestra vida política. Es una gran victoria para las grandes compañías petroleras, para los bancos de Wall Street, las empresas aseguradoras y otros grupos de interés", dijo el presidente Barack Obama a través de un comunicado.

Lea: Los demócratas pierden "la supermayoría"

En el mismo sentido se expresó el portavoz del gobierno estadounidense, Robert Gibbs. "No creo que nadie piense que se gasta poco dinero en anuncios de televisión o en las campañas políticas. Desde luego la solución a esos problemas no es permitir que lleguen grandes sumas al sistema, muchas de ellas difíciles de auditar".

Visto bueno republicano

Image caption Los republicanos celebraron la decisión judicial, pero los demócratas insisten en imponer controles.

Gran parte de las sumas recaudadas por la campaña del candidato Obama en las últimas elecciones presidenciales procedían de dinero aportado por individuales, no tanto de grandes corporaciones.

Pero en el otro costado del juego político estadounidense, el republicano, la noticia sí fue bienvenida.

El líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnel, dijo que la decisión supone un importante paso para reforzar la Primera Enmienda de la Constitución de EE.UU., referente a la libertad de expresión.

"Cuando antes se negaba este derecho (a las aportaciones ilimitadas), el gobierno estaba eligiendo ganadores y perdedores. Nuestra democracia depende de la libertad de expresión, no solo para algunos, sino para todos", dijo el senador por Kentucky.

Según dijo McConnel, ahora se garantizarán plenamente los derechos de las compañías y los sindicatos.

Elecciones en noviembre

Aunque el gobierno quiere forjar un acuerdo entre los dos grandes partidos para mantener los límites a la financiación de campañas, es muy probable que esta decisión tenga ya efecto en las próximas elecciones parlamentarias, que tendrán lugar en noviembre de este año.

"Seguramente, la decisión de la Corte va a hacer la próxima temporada electoral menos cívica y más frenética", explicó el editor de la BBC para Norteamérica, Mark Mardell.

"Los anuncios de las campañas políticas estadounidenses ya tienen fama por su dureza. Un porcentaje significativo de los US$2.500 millones que se gastaron en las últimas elecciones presidenciales estaban destinados a esos anuncios y ahora el gasto no hará más que crecer", dijo Mardell.

La decisión de la Corte Suprema tiene su origen en una demanda del grupo cívico conservador Ciudadanos Unidos, a quienes las leyes sobre financiación electoral prohibieron distribuir una película que criticaba a la entonces precandidata demócrata a la presidencia, Hillary Clinton.

El tribunal no sólo les dio la razón, sino que desafió los límites a las aportaciones de la Ley de Financiación de Campañas, a nivel federal, y los impuestos por varios estados.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.