Tres explosiones sacuden Bagdad

Una columna de humo se eleva luego de una explosión cerca del Hotel Plestina de Bagdad
Image caption A semanas de las elecciones, nuevos atentados cimbran Bagdad.

Al menos 36 personas murieron y 70 resultaron heridas luego de tres fuertes explosiones que aparentemente tenían como blanco hoteles importantes en el centro de la capital de Irak, Bagdad.

Las explosiones ocurrieron cerca de hoteles que son frecuentados por hombres de negocios de Occidente y periodistas.

Según informes policiales, se trató de coches bomba detonados por atacantes suicidas.

La primera, y mayor de las explosiones, tuvo lugar en torno a los hoteles Sheraton y Babylon. Luego dos más ocurrieron cerca de la "zona verde", donde se encuentran los principales edificios públicos, y cerca también del hotel Hamra. Las columnas de humo se elevaron cientos de metros.

¿Posible reacción?

Las explosiones se registraron luego de que el gobierno de Irak anunciara la ejecución de Ali Hassan al-Majid, ex ministro de Defensa del régimen de Saddam Hussein, y primo de éste.

Ali Hassan al-Majid era conocido como "Alí el Químico", por haber utilizado gas venenoso en ataques contra la localidad de Halabja, en 1988, en el que murieron 5.000 personas, la mayoría mujeres y niños chiitas.

El corresponsal de la BBC en Bagdad, Jim Muir, dijo que las explosiones de este lunes estuvieron obviamente coordinadas y tenían el objetivo de socavar el avance en la situación de seguridad en la capital.

"Estos ataques llegan en un momento en que se percibe que ha mejorado la seguridad en el país, pero es clara la intención de los insurgentes de cimbrar la estabilidad con ataques de alto perfil cuando falta poco para las elecciones", dijo Muir.

Bagdad fue escenario de tres incidentes similares durante el segundo semestre de 2009 y el gobierno ha sido criticado por no proporcionar la seguridad adecuada.

Las elecciones generales están programadas para realizarse a principios de marzo.

La primera explosión lanzó por los aires grandes bloques de concreto del hotel Sheraton, cerca del río Tigris, y dejaron grandes nubes de humo en los alrededores.

La periodista iraquí, Zina Tareg, que estaba dentro del hotel, contó después cómo se había escondido debajo de un escritorio, junto con su hija de cinco años.

"Escuchamos un ruido atronador, el techo colapsó y los cristales de las ventanas reventaron", le dijo a la agencia Reuters.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.