Al-Bashir aún podría ser acusado de genocidio

Hassan al-Bashir.
Image caption El Tribunal de La Haya ya emitió una orden de arresto contra el presidente de Sudán, al-Bashir.

El presidente de Sudán, Omar Hassan al-Bashir, todavía podría enfrentarse a cargos por genocidio. Este miércoles, el Tribunal Penal Internacional de La Haya descartó una orden anterior que aseguraba que no existían pruebas suficientes para procesar a Bashir por ese delito.

Ahora, el tribunal tendrá que decidir si añade el cargo de genocidio a los de crímenes de guerra y contra la humanidad, de los que al-Bahir ya había sido acusado.

El 4 de marzo de 2009, el tribunal de La Haya emitió la primera orden de arresto contra un gobernante en funciones, el presidente de Sudán, Omar Hassan al-Bashir.

En aquella ocasión, sin embargo, los jueces rechazaron la petición de procesar al dirigente sudanés por cargos de genocidio al considerar que no existían pruebas suficientes.

Poco después, esa decisión fue apelada por la acusación, que cree que el gobierno de Sudán pretendió destruir las etnias fur, masalit y zagawa.

Sobre este recurso se pronunciaron este miércoles los jueces.

Nuevas pruebas

"A lo largo de la investigación, se aportaron nuevas pruebas y el tribunal ha decidido tenerlas en cuenta", apuntó la corresponsal de la BBC en La Haya, Geraldine Coughlan.

Hasta la fecha, el Tribunal Intenacional había acusado a al-Bashir de asesinato, exterminio, tortura, violación y ataques contra la población civil en la región sudanesa de Darfur.

"En los últimos meses, el presidente del gobierno sudanés ha evitado su detención. La corte de La Haya no dispone de una policía a su servicio y depende de la voluntad de los Estados para que envíen a los sospechosos ante la justicia internacional", agregó Coughlan.

Desde Sudán, las decisiones de los jueces de La Haya se miran con interés.

Largo conflicto

Las relaciones del país con buena parte de la comunidad internacional son tensas y el pasado mes de marzo, muchos sudaneses consideraron la orden de arresto contra al-Bashir como un ataque contra su soberanía nacional.

No obstante, muchos líderes árabes y africanos apoyaron públicamente al presidente sudanés y, recientemente, el presidente de la comisión de la Unión Africana, Jean Ping, aseguró que el Tribunal Internacional estaba tratando a África injustamente.

El conflicto de Sudán comenzó en 2003 y ha enfrentado a etnias negras y grupos árabes, presuntamente apoyados por el gobierno sudanés.

En seis años de conflicto han muerto más de 300.000 personas según Naciones Unidas, 10.000 según el gobierno de Sudán, y hay casi tres millones de refugiados.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.