Veinte muertos en atentado suicida en Irak

Control en Irak
Image caption La seguridad se reforzó después de que el lunes, otro atentado en Bagdad dejara más de 40 muertos.

Este miércoles por la mañana, un atentado sacudió la ciudad iraquí de Kerbala, donde miles de peregrinos se congregaron esta semana para celebrar una de las principales festividades del chiísmo.

Según confirmaron fuentes oficiales a la BBC, un atacante suicida hizo explotar una motocicleta en la carretera que une la capital iraquí, Bagdad, con la ciudad de Kerbala, en el este del país.

Funcionarios iraquíes aseguraron que hay alrededor de 116 heridos, algunos de ellos de gravedad, y no se descarta que el número de víctimas mortales aumente a lo largo de la mañana.

Todo indica que el objetivo del atentado eran los numerosos peregrinos chiítas que se congregan a la ciudad, donde se cree que reposan los restos del imán Husein, una de las principales figuras de esta rama del Islam.

Cada año por estas fechas se celebra el final de los 40 días de luto por la muerte del imán. Una festividad que atrae a miles de chiítas, muchos procedentes del vecino Irán.

El pasado lunes, más de 40 personas –muchos de ellos peregrinos que se estaban preparando para viajar a Kerbala- murieron en un ataque suicida en Bagdad.

En años anteriores, grupos extremistas sunitas llevaron a cabo ataques similares.

En este sentido, las fuerzas de seguridad iraquíes, en colaboración con Estados Unidos, desplegaron alrededor de 30.000 agentes con el objetivo de evitar atentados como el de este miércoles.

Por otro lado, informa la agencia de noticias AFP, el gobierno iraquí advirtió de un posible aumento de la violencia ante las elecciones generales del 7 de marzo, los segundos comicios que se celebran tras la invasión de 2003.

Contenido relacionado