Suspenso en Francia por film sobre "Carlos el Chacal"

Ilich Ramírez
Image caption Este venezolano cobró fama en las décadas de los '70 y '80.

Un filme sobre la vida y los atentados atribuidos al venezolano Ilich Ramírez Sánchez ha vuelto a poner en el ruedo al hombre conocido como "Carlos el Chacal", pero esta vez no como acusado sino como demandante.

Ramírez Sánchez, que se encuentra en Francia cumpliendo cadena perpetua, reclamó desde la cárcel que la justicia francesa le permita acceder y modificar el contenido de la película antes de que sea divulgada en un canal de televisión para abonados.

El suspenso en torno al filme se mantuvo este jueves, cuando el tribunal de Nanterre (noroeste de París) que recibió la demanda se declaró incompetente en el tema y trasladó el asunto a un tribunal de París.

La película en cuestión está dividida en tres partes de 90 minutos para ser difundidas en el Canal+ francés, aunque también se prevé realizar una versión para salas de cine locales y extranjeras.

Los productores franceses niegan que el filme, titulado "Carlos, le prix du Chacal" (Carlos, el precio del Chacal) sea una biografía fáctica de la vida de Ramírez Sánchez y advierten que se trata de ficción basada en la realidad.

El juicio ha contrapuesto el reclamo de Ramírez Sánchez de proteger su "imagen biográfica" con el derecho a la libertad de expresión que reivindican los productores.

"Peligroso"

Image caption El Chacal fue condenado por terrorismo y asesinato.

Otrora considerado por algunos como el hombre más peligroso del mundo, Ramírez Sanchez tiene hoy 60 años y cumple cadena perpetua en Francia por el asesinato de dos policías y un confidente en París en 1975.

Entre las acciones que le son atribuidas como miembro de un grupo palestino figura el famoso secuestro de 11 ministros de la Organización de Países Exportadores y Productores de Petróleo (OPEP) en Viena en 1975.

"Carlos" fue capturado por agentes franceses en Sudán cuando se recuperaba de una operación quirúrgica en 1994 y trasladado en forma secreta a París, donde fue condenado por un tribunal especial.

La demanda presentada por su abogada y esposa, Isabelle Coutant-Peyre, busca que Ramírez Sánchez pueda acceder a una copia del nuevo filme antes de su difusión, revisarlo durante tres meses y modificarlo.

La abogada aseguró al tribunal de Nanterre el mes pasado que la película podría vulnerar la "presunción de inocencia" de su defendido, al vincularlo con crímenes por los que nunca fue juzgado.

Hasta ahora se desconoce el contenido exacto del filme, entre otras cosas porque aún está sin terminar, y el reclamo de Coutant-Peyre se basa en afirmaciones hechas por los productores.

¿Independencia?

Image caption El presidente venezolano, Hugo Chávez, reivindicó a Ramírez Sánchez como "un luchador revolucionario".

En cambio, la productora a cargo del rodaje, Film in Stock, sostiene que está en juego el derecho a la libertad de expresión y "creación artística" en Francia, con potenciales efectos para la industria de documentales.

Su abogado, Richard Malka, argumentó ante la justicia que las figuras públicas carecen de derecho a controlar el contenido de un filme basado en ellas, porque eso minaría la posibilidad de trabajar con independencia.

Malka también cuestionó la idea de que la película pueda afectar la imagen de Ramírez Sánchez y recordó que el propio demandante ha reconocido estar vinculado a más de 1.500 muertes.

Sin pronunciarse sobre la cuestión de fondo, el tribunal de Nanterre indicó este jueves que la demanda fue presentada en el lugar equivocado y obligó a Ramírez Sánchez a pagar los costos derivados de ese error.

Otros juicios

La película ha sido dirigida por el cineasta francés Olivier Assayas y se prevé que, además de su difusión por el canal francés de TV para abonados, sea proyectada en cines de Europa y Estados Unidos.

La polémica se ha sumado a otros hechos recientes pusieron de nuevo a "Carlos" en los titulares de prensa.

En noviembre, el presidente venezolano, Hugo Chávez, reivindicó a Ramírez Sánchez como "un luchador revolucionario" y aseguró que su pena de prisión en Francia es "injusta".

Los dichos de Chávez motivaron una protesta del gobierno francés, que aseguró que Ramírez Sánchez es "un terrorista" responsable "de la muerte de varios franceses".

Actualmente "Carlos" aguarda un nuevo juicio por su presunta vinculación con atentados realizados en Francia en 1982 y 1983.

La semana pasada, un tribunal de apelaciones francés rechazó un pedido del venezolano para que se archivase una causa que en su contra por un atentado en 1974 que causó dos muertos y 34 heridos en París.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.