Última actualización: jueves, 11 de febrero de 2010 - 02:35 GMT

Washington vive invierno "récord"

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

Los habitantes de Washington ya lo presentían en los huesos, pero ahora es oficial: la ciudad ha vivido el peor invierno en 111 años con una acumulacion de nieve de 1,39 metros. Y la temporada todavía no termina.

Entre martes y miércoles la región fue azotada por una intensa tormenta de nieve, la segunda vez en menos de una semana, y esta vez acompañada de ráfagas de vientos que llegaron a registrar los 70 kilómetros por hora.

La intensidad de los vientos hizo que la sensación de frío y el golpe de la nevada fuera aún más intensa que la vivida entre viernes y sábado, responsable de haber dejado la ciudad totalmente colapsada bajo un metro de nieve.

De hecho este miércoles las calles que habían logrado ser despejadas por los equipos de remoción, quedaron de nuevo completamente cubiertas por el manto blanco.

La tormenta del miércoles afecto también las ciudades de Baltimore, Filadefia y Nueva York.

Vida en suspenso

En algunas partes del estado de Pensilvania el gobierno local ordenó el cierre de algunas secciones de las principales autopistas para evitar que los conductores se arriegaran a transitarlas.

En Washington hubo pocos autos en las vías, salvo los camiones de removedores de nieve y otros equipos de limpieza que empezaron sus labores incluso antes de que cesara la precipitación.

La capital estadounidense sigue con la vida en suspenso desde el viernes pasado, cuando el gobierno federal, las escuelas y muchos negocios cesaron las actividades paras preparase para la tormenta del fin de semana.

Capitolio en Washington durante la nevada.

Gran parte de la capital estadounidense quedó paralizada por la tormenta.

En el caso de los colegios no se espera que se ordene la reactivación de clases hasta el próximo lunes, para facilitar las labores de limpieza y recuperación de la ciudad.

“La nieve ha sido implacable. No nos está dando mucho cuartel”, dijo a la prensa local el jefe de bomberos de Washington, Dennis Rubin, quien aseguró no haber vivido antes esta seguidilla de nevadas en tan corto tiempo.

“Quiero un invierno normal”

El viento hizo que la nevada del miércoles fuera difícil de soportar que la del fin de semana.

Eso explica quizá por qué, contrario a lo que se vivió el sábado pasado, se vió pocas personas en las calles y faltaron las tradicionales batallas de nieve que se producen en las parques y plazas.

“La verdad es que ya estoy harto de esta nieve y este frío. Quiero que volvamos a un invierno normal”, se quejó en una conversación con BBC Mundo, Eric Toeller, un residente del noroste de Washington quien dijo haber salido “sólo porque tenía que pasar a su perro”.

“La verdad es que ya estoy harto de esta nieve y este frío. Quiero que volvamos a un invierno normal

Eric Toeller, residente de Washington

Para otros las nevadas son oportunidades de trabajo, como para las cuadrillas de paleadores de nieve, los conductores de camiones y tractores, y en general las cuadrillas de limpieza, que están integradas en su mayoría por inmigrantes latinoamericanos.

“Para nosotros es bueno porque nos pagan bastante y nos pagan bien”, dijo a BBC Mundo, el dominicano Ben Lizardo, mientras operaba una pequeña barredora de nieve en un centro comercial del noroeste de Washington.

Esperando mas nieve

La noche del miércoles se había informado que unos 40.000 subscriptores habían quedado sin servicio de energía eléctrica, lo que en algunos casos significa quedarse sin calefacción.

Es normal que durante este tipo de tormentas los tendidos eléctricos se vean afectados por ramas de arboles que caen por el peso de la nieve acumulada o que ceden ante los fuertes vientos.

Muchos ciudadanos se han quejado de lo que definen como la lentitud de los trabajos de los equipos de emergencia, pero las autoridades locales, aseguran que la temporada ha sido de magnitudes inusuales por lo que ha rebazado su capacidad de respuesta.

En las últimas horas los servicios meteorológicos están pronosticando que el próximo lunes podría venir otra tormenta de nieve, aunque todavía no son capaces de establecer a ciencia cierta las dimensiones que tendría.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.