Washington pone fecha a reunión con el Dalai Lama

Dalai Lama
Image caption Las autoridades chinas consideran que el Dalai Lama es la cabeza de un movimiento que pretende separar el Tibet de China.

La Casa Blanca confirmó este jueves que el presidente Barack Obama recibirá al Dalai Lama en Washington la próxima semana, en lo que el gobierno de China podría considerar un desafío por parte de Estados Unidos.

Durante la rueda de prensa diaria, el portavoz de la presidencia, Robert Gibbs, anunció que el encuentro será el jueves 18 de febrero en la residencial oficial estadounidense.

"El presidente Obama espera poder lograr un diálogo constructivo" con el Dalai Lama, afirmó Gibbs, de quien dijo "es un líder internacional muy respetado".

Las autoridades chinas en cambio consideran que el Dalai Lama es la cabeza de un movimiento que pretende separar el Tibet de China y hacen toda la presión diplomática posible para que el tibetano sea ignorado por las cancillerías del mundo.

En lo que se entiende como "un gesto" para suavizar cualquier roce con Pekín, la entrevista entre ambos se realizará en el Salón de los Mapas de la Casa Blanca, y no en la Oficina Oval, como correspondería si se le reconociera nivel de jefe de estado.

"Consecuencias"

A principios de febrero un alto funcionario del Partido Comunista Chino, Zhu Weiqun, aseguró que Pekín adoptará "las acciones que correspondan" si se daba el encuentro entre el Dalai Lama y Obama.

La "advertencia" sobre el efecto dañino que podría tener en la relaciones entre China y EE.UU. una eventual reunión de ambos líderes, fue lanzada después de que trascendiera la intención del gobierno de Obama de invitar al líder tibetano en el exilio.

Image caption ¿Estará Obama dando la espalda a las opiniones de Pekín?

Obama había sido muy criticado en el frente interno por no reunirse antes con el Dalai Lama. En octubre, el jefe espiritual de los tibetanos estaba de visita en Washington, pero según justificaron en ese momento los portavoces de la Casa Blanca, no querían afectar el diálogo con el gobierno de China cuando el mandatario estadounidense visitara ese país en noviembre.

El encuentro en Washington se sumará a una serie de desavenencias que han tendido China y EE.UU. en las últimas semanas.

Las más graves has sido la venta de armas a Taiwán que anunció el gobierno estadounidense, las denuncias del buscador de internet Google sobre la violación a su seguridad, y una incipiente guerra comercial entre los dos países.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.