Nigeria: presidente vuelve pero no gobierna

Umaru Yar'Adua, presidente de Nigeria
Image caption El presidente Yar'Adua estuvo fuera de Nigeria tres meses.

El vicepresidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, seguirá al frente del gobierno mientras el mandatario Umaru Yar' Adua continúe su proceso de recuperación, luego de estar tres meses en el extranjero recibiendo tratamiento médico, informó la oficina de la presidencia del país africano.

Yar' Adua regresó inesperadamente a Nigeria proveniente de Arabia Saudita dos semanas después del nombramiento de Jonathan como presidente interino, en medio del surgimiento de temores generados por un vacío de poder.

No se sabe exactamente cuál es la condición médica de Yar'Adua. Al presidente no se le ha visto en público y no está claro cuándo podrá retomar su cargo.

"El presidente Yar'Adua desea tranquilizar a todo el pueblo nigeriano y señalar que por medio de sus incesantes oraciones y por la gracia especial de Dios, su salud ha mejorado mucho", señaló el portavoz de la presidencia, Olusegun Aneniyi, en un comunicado.

"Sin embargo, mientras el presidente termina su período de recuperación, el vicepresidente Jonathan seguirá al frente de los asuntos de estado", añadió.

Incertidumbre

La larga ausencia de Yar'Adua ha provocado una lucha de poder interna en el pais más poblado de África y uno de los principales productores de petróleo del mundo.

Un portavoz de la opositora Conferencia de Partidos Políticos Nigerianos, Osita Okechukwu, le dijo a la BBC que la ausencia pública de Yar' Adua es una prueba de que no está en capacidad de ejercer el poder.

"Desde el regreso del presidente no lo hemos podido ver, no hemos vista una fotografía suya en un periódico nacional o internacional o en cualquier otro medio", apuntó.

La corresponsal de la BBC en Abuya, Caroline Duffield, señala que en teoría Yar'Adua puede retomar el poder luego de enviar una carta a la Asamblea Nacional diciendo que volvió al país.

Nuestra corresponsal agrega que el comunicado público de su portavoz podría ser tomando como una notificación informal de su regreso al poder, una posibilidad que estarían estudiando los expertos legales en la materia.

Duffield destaca que el lenguaje del comunicado presidencial donde se refiere a Jonathan como vicepresidente -y no presidente interino- podría tener un trasfondo especial.

Sin embargo, nuestra corresponsal apunta que aún nadie sabe cómo está la salud del presidente.

Contenido relacionado