Mujer obispo evangélica renuncia tras incidente con alcohol

Margot Kaessmann.
Image caption Al anunciar su renuncia, la religiosa dijo haber cometido un error muy grave.

La máxima líder espiritual de la Iglesia Evangélica de Alemania, que representa a 25 millones de protestantes, renunció a su cargo el miércoles tras haber sido sorprendida el sábado pasado por la policía mientras conducía un auto con altos niveles de alcohol en la sangre.

Las autoridades detuvieron a Margot Kaessmann el sábado en la noche, en la ciudad de Hanóver, después de que ella se había pasado una luz roja.

El corresponsal de BBC en Berlín, Steve Rosenberg, dijo que los fiscales que examinaron el caso determinaron que el nivel de alcohol en la sangre de la religiosa era varias veces más alto que los límites establecidos por la ley.

El corresponsal agregó que los fiscales decidieron que la religiosa no estaba en condiciones de conducir un auto.

Al anunciar su renuncia, la religiosa de mayor rango dentro de la Iglesia Evangélica de Alemania, dijo haber cometido un error muy grave.

Autoridad moral

Explicó que su corazón le dijo que ya no podía seguir como guía espiritual ni dirigiendo a la comunidad con la necesaria autoridad moral para hacerlo.

Cuando fue consagrada en 1999 como obispo, Margot Kaessmann era, a la edad de 41 años, el obispo más joven.

En octubre pasado, se convirtió en la primera mujer obispo electa para dirigir la Iglesia Evangélica de Alemania.

Sin embargo, su breve periodo al frente de la enorme congregación estuvo salpicado de controversias.

A principios de este año, la religiosa demandó la salida de las tropas alemanas de Afganistán, y fue duramente criticada por los políticos alemanes.

Contenido relacionado