El Chapo Guzmán, un mito muy real

Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, en una imagen de 1993
Image caption Guzmán Loera es uno de los principales líderes del Cartel de Sinaloa.

Dicen que le gusta pasear por el malecón de Mazatlán, un balneario de Sinaloa, al noroeste de México, y comer en exclusivos restaurantes. Otros cuentan que se operó el rostro para lucir más joven durante su reciente boda con una mujer de 18 años de edad.

Autoridades lo han definido como un hombre inteligente, responsable de muchas de las 15.000 muertes ocurridas en el país desde 2006, cuando se intensificó la lucha contra el tráfico de drogas.

Es Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo", uno de los hombres más buscados en México y Estados Unidos.

Alrededor del personaje se ha creado un mito que lo mismo habla de su vida, que de la batalla que mantiene contra carteles rivales de narcotráfico según reconocen especialistas.

Pero "El Chapo" es real, como el miedo que inspira. BBC Mundo buscó a periodistas, académicos, empresarios y escritores de Sinaloa, donde nació Guzmán Loera, y ninguno accedió a hablar abiertamente del tema.

"Yo vivo aquí, y en este asunto no puedes tener protección de nada. Es muy poderoso, si dices algo te vas jugando la vida", comentó un empresario.

De acuerdo con la agencia antidrogas de EE.UU. (DEA, por sus siglas en inglés), Guzmán Loera es uno de los principales líderes del Cartel de Sinaloa, la organización de tráfico de drogas más fuerte de México con redes en varios países de América Latina.

Impuestos

Como ocurre con otros presuntos narcotraficantes, el mito de "El Chapo" se alimenta de las canciones escritas en su honor, conocidas como narcocorridos.

De Guzmán Loera se conocen al menos 20 composiciones y en algunas se da cuenta del apoyo que el personaje ofrece a sus vecinos y paisanos.

Pero no es real, cuenta un periodista, porque "El Chapo" no es afecto a regalar nada ni a tener vida social.

"En la sierra de Badiraguato (donde nació) ha tenido problemas porque aumentó el porcentaje que cobra a los campesinos por dejarlos sembrar marihuana. Eso molestó a muchos pero al final se pusieron de acuerdo", explica a BBC Mundo.

Guzmán Loera vive la mayor parte del tiempo en zonas montañosas, de acuerdo con informes de la Procuraduría General de la República (PGR).

En agosto de 2009, por ejemplo, el ejército desmanteló un laboratorio de 240.000 metros cuadrados en una montaña de Durango, donde vivía "El Chapo" según autoridades militares.

Enemigo inteligente

Image caption Guzmán encabeza la lista de los más buscados elaborada por el gobierno de México.

Joaquín Guzmán escapó de una prisión de alta seguridad en 2001 y desde entonces las autoridades mexicanas emprendieron una búsqueda intensa para recapturarlo.

Soldados y policías federales han estado a punto de atraparle en varias ocasiones, pero el presunto traficante ha logrado evadirlos.

Hace varios años el entonces fiscal antidrogas de la PGR, José Luis Santiago Vasconcelos, definió al líder del cartel de Sinaloa como un enemigo "muy inteligente".

Eso es parte del mito, cuenta a BBC Mundo un escritor de Sinaloa.

"Hay temor por el personaje y eso le ayuda a protegerse. Por eso nadie se atreve a denunciarlo y destruir esa leyenda", explica.

Los medios de comunicación también contribuyen a la imagen de El Chapo. La revista Forbes, por ejemplo, le incluyó en su lista de los hombres más ricos del mundo al calcular una fortuna de US$1.000.

Lea: Lula, El Chapo y Chávez entre los poderosos

El mito del personaje llega a tal nivel, que incluso el presidente Felipe Calderón desmintió versiones publicadas sobre la presunta protección de su gobierno a Guzmán Loera.

"Es absolutamente falso. Este gobierno ha atacado indiscriminadamente a todos los grupos criminales en México", dijo Calderón recientemente.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.