Multitudinaria protesta en Grecia contra "ajuste"

Más de 20.000 manifestantes marcharon este jueves en Atenas, Grecia, en protesta contra los recortes anunciados por el gobierno, que terminó en enfrentamientos de algunos jóvenes con la policía.

Image caption La huelga general de 24 horas paralizó a varios sectores de servicios de Grecia.

Unos 50 jóvenes encapuchados lanzaron palos y pedazos de mármol desprendidos de los escalones del Banco de Grecia a la policía, que respondió con gases lacrimógenos. Los más violentos, que fueron sólo un puñado, usaron piedras y martillos para reventar vidrieras.

También lanzaron bombas molotov, rompieron escaparates y prendieron fuego a contenedores de basura, aunque corresponsales indican que el nivel de violencia fue mucho menor al de los disturbios de 2008, cuando la ciudad se paralizó varias semanas por la muerte de un adolescente a manos de la policía.

Los actos de violencia dejaron un saldo de dos policías heridos y 16 manifestantes detenidos, según le informó un funcionario del gobierno a la agencia de noticias Reuters.

Los manifestantes protestaban contra los recortes en los salarios de los funcionarios, el aumento de los impuestos, la congelación de las pensiones y los planes para elevar la edad de jubilación.

Impacto político

El corresponsal de la BBC en Atenas Malcom Brabant indica que los huelguistas pidieron que no haya "más sacrificios" y demandaron que el gobierno exprima a los ricos y no a los trabajadores.

Image caption Los manifestantes más violentos usaron piedras y martillos para reventar vidrieras.

El gobierno socialista del primer ministro George Papandreu puso en marcha su plan la semana pasada, tras meses de luchas con la Unión Europea (UE) y de una intensa presión de los mercados financieros.

El plan incluye un recorte del gasto público de US$6.500 millones.

La huelga general de 24 horas, convocada por sindicatos que representan a la mitad de los cinco millones de empleados del país, dejaron vuelos en tierra, barcos atracados, cerraron colegios y hospitales y paralizaron el transporte público en el segundo paro nacional en dos semanas en protesta contra los planes de austeridad.

Además, no hubo noticias en televisión y radio porque los periodistas participaron del paro, mientras que empleados de bancos, bomberos, recaudadores de impuestos e incluso algunos policías estaban entre los manifestantes.

El corresponsal Barabant observa que, a pesar de que el paro ha perturbado al país, varios analistas creen que los manifestantes no están logrando el impacto político que buscaban, ya que el gobierno no da señales de suavizar las medidas.

Contra la especulación

Mientras, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, instaron a la Comisión Europea a lanzar una investigación sobre la especulación financiera que pudo haber influido en la crisis de la deuda griega.

Papandreu, que también firmó la carta junto con estos mandatarios, dijo, durante su visita a Washington, que los especuladores están haciendo millones todos los días apostando a la cesación de pagos de Grecia.

Si bien el premier griego no dio nombres, las autoridades estadounidenses están investigando el uso de intercambio de deudas por parte de Goldman Sachs y otros bancos internacionales.

La corresponsal de la BBC para Asuntos Europeos Oana Lungescu señala que, a menos de que haya coordinación entre Europa y Estados Unidos, las decisiones para frenar la especulación financiera tendrán poco efecto.

"Y los críticos arguyen que Grecia debería centrarse en frenar su propio gasto, y Europa en reforzar sus propias leyes", acota Lungescu.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.