España da golpe a mafias internacionales

Mapa de Europa
Image caption Los operativos se llevaron a cabo en varios países europeos.

Decenas de miembros de la mafia georgiana fueron arrestados en un operativo conjunto de la policía en seis países en Europa, incluyendo España, donde también se dio un golpe contra una organización narcotraficante.

En el primer operativo, 24 de los mafiosos fueron detenidos en España, principalmente en las ciudades de Barcelona y Valencia como parte del operativo denominado Java.

Los arrestos son el resultado de una investigación de un año que inició la policía española contra las mafias rusas, de ahí que inicialmente se creía que los sospechosos eran rusos.

La corresponsal de la BBC en Madrid, Sarah Rainsford, informa que los 69 detenidos son supuestos miembros de una red mafiosa de Georgia acusada de varios crímenes, incluyendo lavado de dinero, extorsión, narcotráfico y armas.

La organización recaudaba dinero por actividades relacionadas con el robo y la extorsión en los principales países de Europa occidental, Turquía y hasta Colombia.

Además de España, el operativo también se llevó a cabo en Austria, Alemania, Suiza, Francia e Italia.

La logística española estuvo a cargo de la Fiscalía Anticorrupción y otras fuerzas de seguridad regional.

Hace dos años una redada en España condujo al arresto de 20 supuestos integrantes de la mafia rusa que vivían en Mallorca.

Buques "madre"

En otro operativo en el país ibérico, la guardia civil desmanteló una organización internacional acusada de introducir grandes cargamentos de cocaína desde Sudamérica a Europa.

En el marco de la llamada Operación Melissa se incautaron 7,1 toneladas del alcaloide y 30 personas de varias nacionalidades fueron arrestadas.

En este caso estuvieron involucradas las autoridades de España, Estados Unidos, Bélgica, Ecuador, Estonia, Holanda, Israel, Letonia, Islandia, Siria y Ucrania.

Las investigaciones se iniciaron a mediados de 2007, cuando la guardia civil se percató de la existencia de una organización, basada principalmente en Letonia, Bélgica y Holanda, que utilizaba la costa española para introducir drogas a Europa.

El grupo delictivo navegaba a lo ancho de la costa africana y otras áreas del océano Atlántico donde entraba en contacto con grandes embarcaciones "madre" responsables de traer los cargamentos de droga de Sudamérica.

En el transcurso del operativo, las autoridades interceptaron dos de estas embarcaciones "madre" que cargaban 5,7 toneladas de cocaína.

También se descubrió que en Ecuador se preparaban para despachar un gran cargamento de drogas en barriles de melaza.

Contenido relacionado