EE.UU. pudo haber usado espías privados en Afganistán y Pakistán

Ejército estadounidense en Afganistán.
Image caption Según el New York Times, Furlong contrató a ex miembros de la CIA para localizar y dar muerte a insurgentes.

El diario estadounidense New York Times publicó un informe que implica a un funcionario del Departamento de Defensa de Estados Unidos con una red de contratistas privados en Afganistán y Pakistán encargada de localizar y matar a presuntos extremistas.

En el reportaje se cita a militares y hombres de negocio en Afganistán y EE.UU. que aseguran que el funcionario Michael D Furlong contrató compañías privadas de seguridad de ex agentes de la CIA y otras fuerzas especiales para recoger inteligencia sobre la ubicación de insurgentes.

"Los contratistas, por turno, recogieron inteligencia de la ubicación de los presuntos militantes y de los campamentos de la insurgencia. La información se enviaba a las unidades militares y autoridades de inteligencia para una posible acción letal en Afganistán y Pakistán, según autoridades", se lee en el New York Times.

Según el diario, mientras era de conocimiento público que la CIA y el ejército estaba atacando bases de al-Qaeda y otro tipo de insurgencia con aviones no pilotados, conocidos como drone, algunos funcionarios estadounidenses empezaron a tener problemas con el trabajo de Furlong que parecía estar dirigiendo una operación de espionaje fuera de los reglamentos.

Sin embargo, "los funcionarios dijeron no estar seguros de quién aprobó y supervisó su trabajo", aclara el periódico.

Citando fuentes oficiales, el New York Times informó que Furlong está sujeto a una investigación criminal que realiza el Departamento de Defensa sobre una serie de cargos, incluyendo el de fraude.

El periódico señala que generalmente es ilegal que un militar del ejército estadounidense contrate a personal privado para que realice trabajo de espionaje.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.