Enfermeras: las mexicanas más cotizadas en EE.UU.

Enfermera pone una inyección
Image caption La demanda de enfermeras que hablen español aumentó en EE.UU.

Para muchos mexicanos conseguir un permiso de trabajo en Estados Unidos puede resultar complicado, pero no sucede lo mismo con las enfermeras. Cada año, cientos de ellas salen de México para trabajar en el sistema hospitalario estadounidense.

La demanda de auxiliares médicos aumentó en los últimos cinco años por el crecimiento de la población hispana, le dijo a BBC Mundo Esperanza Joyce, ex rectora del Colegio de Enfermería de la Universidad de Texas.

"Hay una crisis de enfermería en EE.UU., no hay suficiente personal para atender el tipo de paciente que ingresa a los hospitales", explicó.

En la mayoría de los casos son personas que sólo hablan español con enfermedades graves o crónicas y que necesitan una atención especial en su idioma.

El problema ocurre sobre todo en ciudades de California, Texas, Arizona, Georgia y Florida, donde se concentra un alto porcentaje de la población de habla hispana en Estados Unidos, añadió Joyce.

Las enfermeras mexicanas no son las únicas que migran a ese país, pues la demanda se extiende prácticamente a toda América Latina y Filipinas.

Exámenes

Es tal la necesidad de auxiliares médicos, que el gobierno estadounidense estableció un permiso especial de trabajo por tres años para estos especialistas.

El acuerdo forma parte del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que contiene un apartado especial sobre intercambio de profesionales.

Sin embargo, para trabajar en EE.UU. las enfermeras extranjeras deben acreditar varios exámenes ante el Departamento de Salud de ese país.

No son únicamente requisitos profesionales, pues las aspirantes deben tener un buen manejo de inglés en aspectos técnicos relacionados con la medicina.

También es necesario conocer el funcionamiento de los hospitales estadounidenses, que según Joyce es muy diferente a como operan en países de Latinoamérica.

De acuerdo con el Ministerio de Salud de México, no hay estadísticas oficiales sobre el número de enfermeras que emigraron a EE.UU.

Esfuerzos gubernamentales

Para garantizar suficiente mano de obra, algunas universidades establecieron programas especiales para capacitar a enfermeras latinas.

Además, algunas organizaciones civiles pretenden que el entrenamiento se inicie en los países de origen.

Mily Gómez, consejera escolar de Yuma, Arizona, dijo que solicitarán al Ministerio de Educación de México que establezca programas de entrenamiento especial en las escuelas de enfermería del país.

"El idioma es el mayor problema, las mexicanas tienen que aprender inglés técnico", dijo la también consejera del gubernamental Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME),

Cada año en Arizona unas 19.000 enfermeras presentan exámenes para laborar en hospitales del estado. De esas, menos de cien son mexicanas.

Mientras, el gobierno mexicano pareció entender la ruta del fenómeno. Recientemente el ministro de Salud, José Ángel Córdova, anunció un programa de enfermeras bilingües, que cuidarían de los pacientes extranjeros que se atiendan en México.

La capacitación, empero, serviría también para laborar en otros países.

"Se les abre un mundo de oportunidades, y en EE.UU. hay un déficit de enfermería. Pero no nos interesa formarlas para que se vayan a trabajar a ese país", dijo Córdova.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.