EE.UU.: política republicana “al desnudo”

Mujeres actuando en clun nocturno
Image caption "Un lugar provocativo donde convergen las artes y el entretenimiento"

Un informe sobre los gastos del Comité Nacional Republicano (NRC, por sus siglas en inglés) reveló pagos en clubes nocturnos eróticos que, para algunos, parecen poco apropiados para quienes defienden “valores conservadores y familiares”.

En el reporte de gastos de febrero, dado a conocer este lunes, hay también costosos servicios de limosinas o jet privados. Pero son los US$1.946 pagados al Voyeur West Hollywood lo que motiva el escándalo, fuera y dentro de las filas republicanas.

El Voyeur es un club nocturno ubicado en la famosa meca del cine, en California, que se define como un “lugar provocativo donde convergen las artes y el entretenimiento”.

Lo “provocativo” viene por el lado erótico, tal como los actos de sadomasoquismo o relaciones de tipo lésbico que se ofrecen a los asistentes al lugar.

Desde que se inauguró, a fines del año pasado, se han visto allí algunas estrellas de cine, sin que se haya generado demasiado escándalo, pero a muchos no les parece sitio apropiado para que los republicanos discutan de política, si es que a eso iban.

La cena de las Águilas Jóvenes

Según la historia que fue presentada este lunes en el Daily Caller, sitio web de tendencia neoconservadora, un grupo de Águilas Jóvenes, programa republicano que recluta donantes entre los 30 y 40 años, salió de un evento político en el Hotel Beverly Hills al Club Voyeur. Luego, el costo de la “cena” les fue reembolsado.

Aunque no estuvo en la cena, el suceso es un nuevo dolor de cabeza para el presidente del NRC, Michaell Steele, el primer afroamericano en detentar el puesto y cuyo manejo del partido ha estado plagado de escándalos, algunos de ellos por cuestiones de dinero.

El portavoz del NRC, Goug Heye, aclaró este lunes que Steele no estuvo presente en el club nocturno y dijo desconocer los detalles de los gastos en que incurrió el grupo de Águilas Jóvenes.

“Se han tomado las acciones personales pertinentes y el proceso de reembolsos está siendo revisado para asegurar que un incidente del tipo no vuelva a pasar”, afirmó Heye.

Se dio a conocer que el empleado que procesó el pago fue despedido porque ignoró la política de no autorizar este tipo de gastos y que el empresario californiano, Erik Brown, quien recibió el cheque del reembolso, devolverá el dinero.

Responsabilidad fiscal

Sin embargo, gran parte del resto de la lista de gastos presentada por el NRC a la Comisión Electoral Federal es responsabilidad directa de Steele, como US$17.000 en aviones privados y US$13.000 en servicios de autos ejecutivos.

Fuentes del Comité Nacional del Partido Demócrata aseguraron a BBC Mundo que su presidente, Timothy Kaine, acude a vuelos comerciales y taxis regulares en sus desplazamientos por el país.

Además, destacaron “cierta hipocresía entre la prédica de responsabilidad fiscal republicana” y el comportamiento de la dirigencia opositora.

Desde que asumió su cargo el año pasado, Steele ha impuesto un estilo “franco” que ha sido criticado por muchos, aunque alabado por quienes piensan que los republicanos necesitan un jefe “combativo” para superar el descalabro sufrido tras la derrota frente a Barack Obama.

El manejo de las finanzas también ha sido un tema. Entre otras cosas, el que Steele cobre por dar conferencias cuando el partido le paga un sueldo fijo, o que haya sacado un libro sin notificarle previamente a la directiva.

Las arcas del NRC tenían US$22 millones cuando Steele asumió el cargo, ahora sólo guardan US$10 millones, pese que 2009 fue un buen año para la recaudación de fondos del comité, que logró un récord de US$96 millones.

“Virtualmente el país todo, desde grandes empresas hasta pequeñas empresas, ha tenido que hacer recortes”, aseguró al diario The Washington Post, Mark DeMoss, director de una empresa de relaciones públicas de Atlanta que suele donar a los republicanos

“Pensar que el Partido Republicano no hizo lo mismo indica sordera o que, simplemente, no les importa, lo cual es peor”, aseguró DeMoss.

Gastos que pagan

Pero otros destacan que Steele haya encabezado el partido en sus tres mayores éxitos electorales de los últimos dos años, los triunfos en las gobernaciones de Virginia y Nueva Jersey, y en la senaduría por Massachusetts.

Los que defienden al presidente del RNC recuerdan que las campañas electorales en EE.UU. son costosas y que para garantizar que ese dinero esté disponible hay que “invertir” en cortejar a la gente que lo tiene.

“Tienes que gastar dinero para recoger dinero. Yo le voy a dar el beneficio de la duda al presidente Steele cuando se trate de gastos hechos con los donantes mayores”, aseguró a la prensa el director del Partido Republicano en Colorado, Dick Wadhams.

Pero, en un comunicado puesto en su página web, la presidenta del grupo conservador Mujeres Preocupadas por EE.UU., Penny Nance, dijo que se debe informar más sobre el episodio del club Voyeur.

“¿Realmente aceptaron (en el NRC) reembolsar casi US$2.000 por un club erótico? ¿Por qué un empleado creería que eso es aceptable? ¿Y esta clase de cosas ha sido aprobada en el pasado?”, se pregunta Nance.

Preguntas que se producen justo cuando un movimiento de base, el autodenominado Partido del Té, intenta “rescatar” a los conservadores descontentos con la “moderación” y hasta el “desvío” republicano de que eso que definen como los valores familiares estadounidenses.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.