Daimler pagará US$185 millones por soborno

El fabricante alemán de autos Daimler se declaró culpable de corrupción en Estados Unidos y acordó pagar US$185 millones para cerrar el caso por sobornos.

Image caption El fabricante de Mercedes-Benz se declaró culpable de pagar sobornos desde Estados Unidos.

Los cargos responden a investigaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos y de la Comisión de Valores y Cambio en relación a las prácticas de ventas globales de la compañía desde territorio estadounidense.

Daimler, la dueña de Mercedes-Benz, admitió haber pagado decenas de millones de dólares en sobornos a por lo menos 22 gobiernos extranjeros para obtener contratos de provisión de vehículos.

La automotriz indicó que ahora reformó su manera de hacer negocios y ya despidió a 45 empleados implicados en los sobornos.

El presidente de la empresa, Dieter Zetsche, dijo que había "aprendido mucho de esta experiencia".

"Hoy somos una mejor y más fuerte compañía, y continuaremos haciendo todo lo que podamos para mantener los estándares más altos de cumplimiento (de las leyes)", agregó.

Los delitos fueron cometidos entre 1998 y 2008 por dos subsidiarias de Daimer AG, que dieron dinero y regalos para lograr contratos en países como China, Rusia, Tailandia, Irak y Grecia, lo que supone una violación de la Ley de Prácticas contra la Corrupción en el Exterior.

"Cooperación excelente"

El Departamento de Justicia explicó que "usando cuentas bancarias en paraísos fiscales, agentes de terceras partes y prácticas de precios engañosas, estas compañías vieron el soborno en el extranjero como una forma de hacer negocios".

La audiencia tuvo lugar en una corte federal de Washington, donde el juez Richard Leon dijo que el arreglo fue una "resolución justa".

Mientras que el fiscal John Darden sostuvo que Daimler "mostró una cooperación excelente".

De los US$185 millones que debe pagar la empresa, US$93,6 millones son para finalizar la investigación del Departamento de Justicia, y US$91,4 millones para cerrar el caso en lo civil iniciado por la Comisión de Valores y Cambio.

La compañía tuvo una pérdida de US$3.500 millones en 2009.

Por su parte, el gigante alemán de la electrónica y electrotecnia Siemens pagó US$800 millones para poner fin a investigaciones en Estados Unidos sobre sobornos pagados a gobiernos en Argentina, Bangladesh, Irak y Venezuela.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.