Investigan rumores sobre Sarkozy y Bruni

Nicolas Sarkozy y Carla Bruni
Image caption Los rumores surgieron antes de las elecciones regionales, en las que el partido de Sarkozy fue derrotado.

Los rumores recientes sobre la vida sentimental del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, y su esposa, Carla Bruni, se convirtieron en un caso policial tras una denuncia presentada en la justicia para hallar responsables.

La denuncia fue formulada por la empresa editora del semanario francés Journal du Dimanche (JDD) y apoyada por un asesor de Sarkozy que dijo que los rumores pueden responder a "un complot".

El caso fue derivado a la Policía Judicial francesa, que realizará una investigación preliminar en procura de establecer el origen de los rumores sobre supuestos problemas en el matrimonio presidencial.

"Introducción fraudulenta"

Los rumores fueron difundidos el 9 de marzo por alguien que se identificó como "Miklo7" en un blog albergado por el sitio en internet del semanario JDD, y fueron recogidos rápidamente por medios extranjeros.

En medio de la polémica, Bruni descartó públicamente que Sarkozy le sea infiel y JDD anunció las renuncias de un responsable de la empresa que edita su página en internet y del autor del blog.

Olivier Jay, jefe de redacción del JDD, envió una carta de disculpas a la pareja Sarkozy-Bruni.

Además, el grupo HFA, que edita el semanario, presentó una denuncia contra el internauta que publicó los rumores en el blog, por presunta "introducción fraudulenta de datos en un sistema informático".

Esta noticia, revelada por la revista Le Nouvel Observateur, fue confirmada por Jay, quien le dijo a la agencia AFP que la intención es protegerse del daño que sufrió la imagen de su semanario.

¿Complot?

Le Nouvel Observateur aseguró que el grupo HFA formuló la denuncia a instancias de la Presidencia francesa y que Sarkozy está convencido de que hubo un "intento de desestabilización" en su contra.

Image caption Carla Bruni descartó públicamente que Nicolas Sarkozy le sea infiel.

Los rumores surgieron pocos días antes de las elecciones regionales francesas, en las que el partido de Sarkozy sufrió una amplia derrota a manos de los opositores socialistas y sus aliados.

Según el diario Le Monde, expertos en internet de la Presidencia francesa y hackers de la policía fueron movilizados para investigar dónde se originaron.

El Elíseo aseguró que la decisión de llevar el caso a la justicia fue del grupo editor del JDD, pero la respaldó expresamente.

"Queremos ir hasta el final para evitar que esto se repita", dijo Pierre Charon, asesor de comunicaciones de Sarkozy, en Le Nouvel Observateur. "El miedo debe cambiar de bando".

Charon fue aún más lejos en declaraciones formuladas al sitio de información Rue89 este domingo.

"Para que el miedo cambie de bando, debe haber un proceso judicial. Ahora vamos a ver si no hay algún tipo de complot organizado, con los movimientos financieros", sostuvo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.