Australia procesará a responsables de barco chino

Las autoridades australianas anunciaron que formularán cargos contra los responsables del barco chino que encalló en la Gran Barrera de Coral y derramó petróleo.

Image caption El barco Shen Neng 1 estaba en zona restringida.

El ministro de Transporte, Anthony Albanese, dijo que la embarcación se encontraba claramente en una ruta no permitida y que reclamará compensación por el derrame.

La nave china, el "Shen Neng 1", que transportaba 950 toneladas de crudo, quedó varado el domingo pasado a 70 kilómetros de la costa de la isla Great Keppel al chocar con un arrecife. El barco se había desviado de su trayecto y había entrado en la reserva marina.

Durante el accidente, uno de los tanques del buque con 150 toneladas de crudo pesado fue perforado y virtió cerca de dos toneladas de su carga, según las estimaciones de los aviones que sobrevolaron la zona.

"Está claro que el barco transitaba una ruta ilegal", dijo Albanese tras sobrevolar el barco encallado.

"El gobierno australiano se asegurará de que toda la fuerza de la ley caiga sobre los responsables" afirmó, y garantizó que los culpables deberán pagar una compensación por los gastos que implica limpiar la mancha de petróleo.

Los equipos de salvamento empezaron hace días a extraer el combustible del "Shen Neng 1" y se dispusieron botes inflables alrededor para contener posibles derrames.

Lea: Australia: premier furioso por incidente con barco chino en la Gran Barrera

MV Mimosa

En otro caso, un surcoreano y dos vietnamitas que tripulaban un buque que también tomó un atajo por la Gran Barrera de Coral fueron detenidos este fin de semana por transitar una ruta no autorizada.

Según la policía australiana, el barco - llamado "MV Mimosa" - viajaba por una ruta marítima desconocida, no avisó a la Guardia Costera y tampoco respondió a los intentos de ésta por contactar con el capitán.

Los asiáticos serán interrogados este lunes y, de ser declarados culpables, podrían tener que pagar una multa de US$205.000.

A raíz de estos incidentes ha salido a la luz el hecho de que los buques de carga suelen tomar atajos ilegales a través de la Gran Barrera. Éstos suponen un ahorro considerable de tiempo y dinero para llegar a China antes.

Nick Bryant, corresponsal de la BBC en Sidney, explica que los medios locales denominan a este atajo "reef rat run", traducido literalmente como "carrera de rata por el arrecife".

La Gran Barrera de Coral es el sistema de arrecifes más grande del mundo y se extiende por más de 2.500 kilómetros. Es considerada el organismo vivo más grande de la Tierra y muchos creen que el cambio climático está amenazando su existencia.

Contenido relacionado