EE.UU.: avanzan juicios por muerte de ecuatorianos

Joselo Lucero (izqu.), llega al juicio acompañado del padre Alan Ramírez, quien le apoya en el caso
Image caption Joselo Lucero declaró en el juicio por la muerte de su hermano Marcelo, ocurrida en noviembre de 2008.

Este martes empezó a deliberar en Nueva York, Estados Unidos, el jurado designado en el juicio contra un adolescente estadounidense acusado de asesinar en noviembre de 2008 al inmigrante ecuatoriano Marcelo Lucero.

Mientras que la comunidad ecuatoriana en EE.UU. espera un veredicto sobre el caso Lucero para fines de esta semana, en otra corte de Nueva York se procede a la selección del jurado en la causa contra dos hombres acusados de matar en Brooklyn en diciembre de 2008 al también ecuatoriano José Sucuzhañay.

Las dos muertes, ocurridas con menos de un mes de diferencia, consternaron a la comunidad hispana en EE.UU. a fines de 2008, porque ambos casos han sido catalogados como crímenes motivados por el racismo.

El activista ecuatoriano de Nueva York Walter Sinche expresó a BBC Mundo sus deseos de que el juicio en el caso Lucero concluya con un veredicto de culpabilidad contra el acusado.

"Esperamos que haya este significado de justicia para detener estos actos de odio, no sólo aquí en Nueva York sino a nivel nacional", indicó el dirigente de la Alianza Ecuatoriana Internacional.

"Los grupos racistas existen y están creciendo, como también nuestra población hispana está creciendo y por eso aumentan sus problemas", agregó Sinche.

Deliberaciones finales

Image caption Nicholas Hausch es uno de los acusados en el caso de asesinato de Marcelo Lucero.

Tras escuchar las deliberaciones finales de la defensa y la fiscalía el lunes y martes, el juez de la Corte Suprema estatal Robert Doyle empezó a instruir en los aspectos técnicos a los miembros del jurado en el caso Lucero.

El abogado de Jeffrey Conroy, el adolescente acusado de la muerte de Lucero, insistió en la inocencia de su cliente y señaló que ninguno de los 25 testigos de la fiscalía dijo haber visto al joven apuñalar a Lucero hasta darle muerte.

Por su parte, la fiscalía insistió en las evidencias que presentó en el caso, como el puñal utilizado para matar al inmigrante ecuatoriano y los resultados de muestras del ADN en la ropa del muchacho estadounidense.

Conroy es uno de siete jóvenes implicados en la muerte de Lucero, pero es el único acusado de asesinato.

Bañado en sangre

Lucero, quien este lunes habría cumplido 39 años, caminaba junto a un amigo el 8 de noviembre de 2008 cerca de la estación de tren de la localidad de Patchogue.

Mientras, según la policía, los siete adolescentes estadounidenses acusados del crimen, manejaban por distintos lugares de la ciudad hasta que vieron a Lucero y a su amigo. Bajaron del automóvil, los arrinconaron y empezaron a atacarlos.

El amigo de Lucero logró escapar y corrió a pedir ayuda y llamar a la policía. Cuando llegaron al lugar del ataque, Lucero estaba tirado en el piso y bañado en sangre.

Cuatro de los siete adolescentes implicados en el asesinato confesaron su culpabilidad por los cargos de crímenes de odio; otros dos esperan juicio.

Circunstancias similares

En el caso del asesinato de Sucuzhañay, la fiscalía de Nueva York intentó llegar a un acuerdo con los dos hombres acusados del crimen. Sin embargo, uno de ellos, Hakim Scott, rechazó la oferta que habría significado una sentencia de 18 años en prisión.

Si es declarado culpable, Scott enfrentaría entre 25 años y cadena perpetua.

Por su parte, Keith Phonix accedió al acuerdo con la fiscalía. Los dos juicios, aunque con jurados distintos, serán llevados a cabo simultáneamente.

La muerte de Sucuzhañay, un comerciante de bienes raíces, ocurrió en circunstancias muy similares a la de Lucero.

La noche del 7 de diciembre de 2008, el ecuatoriano salía de un bar en Brooklyn con su hermano Romel cuando fueron atacados por tres hombres que lanzaban insultos contra latinos y homosexuales.

Romel logró huir y contactar a las autoridades, pero José sufrió graves lesiones en la cabeza y se declaró su muerte cerebral al llegar a urgencias.

La comunidad ecuatoriana es uno de los grupos de inmigrantes latinos más antiguos en la costa este de Estados Unidos. Las primeras olas migratorias empezaron hace 50 años, con un gran incremento en la última década.

Según cifras extraoficiales, hay unos dos millones de ecuatorianos en EE.UU. Al menos la mitad de ellos están concentrados en la llamada zona triestatal, que comprende Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.