Ordenan recuento de votos en Irak

Nouri Al Maliki, actual presidente de Irak
Image caption Al-Maliki sólo necesita que unos pocos escaños cambien de manos para tomar la delantera.

Una comisión de revisión iraquí ordenó el recuento de los votos emitidos en la capital, Bagdad, en las elecciones parlamentarias del mes pasado.

A seis semanas de las elecciones parlamentarias en Irak, aún no se avizora la formación de un nuevo gobierno en el país. La decisión de esta comisión judicial de apelación no hará otra cosa que prolongar aún más un proceso que claramente puede tomar semanas, si no meses.

El bloque liderado por el actual primer ministro, Nuri Al-Maliki, había estado solicitando un recuento manual de los votos, aduciendo que el sistema electrónico es poco confiable.

Expectativas

La coalición de Al-Maliki llegó en segundo lugar, detrás el bloque liderado por el político secular Ayad Allawi, aunque ningún partido se ha asegurado la cantidad de escaños necesaria para gobernar Irak por sí solo.

El corresponsal de la BBC en Irak, Jim Muir,dice que la orden de la comisión judicial podría cambiar el curso de los acontecimientos si el recuento produce un reajuste en los resultados en la manera en que espera Al-Maliki.

El actual mandatario sólo necesita que un pequeño número de escaños cambie de manos para poder retomar la delantera respecto a su opositor, Iyad Allawi, con una ventaja de apenas dos asientos.

Obstáculo en el camino

Image caption Los resultados actuales le dan dos escaños de ventaja al opositor Iyad Allawi

Quienquiera que llegue primero y pretenda formar gobierno, se encontrará con el gran obstáculo de tener que ampliar su coalición.

Esto significa convocar a otras alianzas que no favorecen a ninguno de los dos líderes.

Por lo pronto, se está llevando a cabo, entre bambalinas, un intenso proceso de negociaciones. Y ese proceso no ha comenzado siquiera de verdad.

Bagdad representa 68 escaños de un total nacional de 325.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.