Obispo pide perdón por maltratar niños

Obispo Walter Mixa
Image caption El obispo Mixa se arrepiente de haber causado dolor.

El obispo de Ausburgo, Walter Mixa, acusado de abusos físicos a niños entre 1970 y 1980, declaró estar arrepentido y pidió disculpas por haber causado daño.

Sin concretar detalles, el obispo dijo: "Me duele en el corazón y siento haber causado dolor y pena a tanta gente. Pido perdón".

Mixa está envuelto en un escándalo tras ser acusado de haber golpeado a los alumnos de un orfanato al sureste de Alemania hace más de tres décadas.

Reconocimiento

El obispo, conocido por sus posturas conservadoras, se había defendido negando haber usado ningún tipo de violencia contra los jóvenes.

Más tarde, reconoció haber dado "alguna que otra torta", pero insistió en que no había usado "violencia" y que las bofetadas eran algo normal en la enseñanza en la época.

Los antinguos alumnos del hogar infantil de Sankt Josef, en Schrobenhausen, al sureste de Alemania, insisten en acusarlo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.