Más renuncias y disculpas por abusos en la Iglesia Católica

Arzobispo lee disculpas de la iglesia en Inglaterra y Gales
Image caption Los obispos de Inglaterra y Gales ofrecieron disculpas.

Los escándalos de pederastia y abusos que afectan a la Iglesia Católica tomaron un nuevo giro este jueves con el ofrecimiento y la aceptación de más renuncias de obispos y con nuevas disculpas por parte de la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales, en el Reino Unido.

En lo que sería la primera dimisión de la iglesia en Alemania, el obispo de Augsburgo, Walter Mixa, presentó su renuncia al papa Benedicto XVI luego de admitir que, cuando era párroco en una pequeña localidad del sureste del país, maltrató físicamente a niños de un orfanato.

A su vez, el pontífice aceptó la renuncia de James Moriarty, obispo de Kildare y Leighlin, en Irlanda, implicado en una investigación sobre abusos sexuales a menores en la diócesis de Dublín.

También este jueves, la Conferencia Episcopal en Inglaterra y Gales ofreció disculpas por "pecados muy graves" cometidos dentro de la comunidad católica.

Alemania

Aunque el Vaticano no hace comentarios sobre posibles dimisiones, un portavoz del obispado confirmó este jueves que Mixa puso sus cargos como obispo de Augsburgo y capellán de ejército alemán a disposición de Benedicto XVI, en una carta personal enviada al Vaticano.

Acusado de abusos físicos a niños entre 1970 y 1980, Mixa había dicho hace unos días que estaba arrepentido y ofreció disculpas por haber causado daño. Sin concretar detalles, el obispo afirmó: "Me duele en el corazón y siento haber causado dolor y pena a tanta gente. Pido perdón".

El clérigo también es investigado por presuntas irregularidades financieras en una residencia infantil cuando era párroco de Schrobenhausen, en Alta Baviera.

Según explica la corresponsal de la BBC en Alemania, Oana Lungescu, algunos informes hablan de miles de dólares gastados en pinturas antiguas, muebles de jardín y vinos.

Irlanda

En cuanto al obispo de Kildare y Leighlin, cuya dimisión fue aceptada por el Papa, su renuncia es la tercera de un prelado irlandés por el escándalo de abusos sexuales contra menores.

Image caption El obispo Mixa dice estar arrepentido.

Moriarty presentó su dimisión en diciembre pasado, luego de que informes oficiales lo incluyeran entre los responsables de la Arquidiócesis de Dublín que ocultaron casos de pederastia durante 30 años.

Los informes Ryan y el Informe Murphy revelaron que, durante siete décadas, centenares de niños de Irlanda sufrieron abusos sexuales por parte de sacerdotes, particularmente en la Arquidiócesis de Dublín entre 1975 y 2004.

Benedicto XVI ya había aceptado la dimisión de Donald Murray, obispo de Limerick, y John Magee, prelado de Cloyne.

Reino Unido

Mientras tanto, un documento emitido por la Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales ofreció disculpas y manifestó "pesar profundo" a todas las víctimas de pederastia por parte de religiosos.

Vincent Nichols, el arzobispo de Westminster y máxima figura de la Iglesia Católica en Inglaterra y Gales, declaró a la BBC que "no hay excusa" posible que justifique los abusos.

"Nos disculpamos profundamente por el dolor causado y por el daño duradero que ocasionan los abusos en la niñez, y también por la manera inadecuada en que se manejaron estos casos en el pasado", expresó.

El miércoles el Papa se comprometió públicamente, por primera vez, a tomar acciones para enfrentar el escándalo mundial por las denuncias de pederastia cometida por sacerdotes.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.