Cumbre nuclear en EE.UU. enfrenta riesgo de división

Image caption Ahmadinejad exigió el retiro de Estados Unidos de la mesa directiva del Organismo Internacional de Energía Atómica.

Los delegados de Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia abandonaron la conferencia de Naciones Unidas sobre el Tratado de no Proliferación, luego de que el presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, criticara a los países que poseen armas nucleares.

Ahmadinejad acusó a los estados con capacidad nuclear de amenazar a aquellos que no las tienen y exhortó a que se considere "cualquier amenaza de utilización de armas nucleares o ataque contra instalaciones nucleares con objetivos pacíficos como una violación a la paz y la seguridad internacionales".

Los dardos del presidente de Irán tenían un blanco claro: demandaban el retiro de Estados Unidos del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

"¿Cómo puede Estados Unidos ser miembro de esa mesa cuando, en el pasado, utilizó armas atómicas contra Japón?", se preguntó el mandatario iraní.

Planes y amenazas

La reunión sobre el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) está convocando, en Nueva York, a unos 189 países.

Los signatarios del acuerdo se encuentran cada cinco años en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Estados Unidos, temeroso de que Teherán esté intentando fabricar armas nucleares, negocia, desde hace meses, en el seno del Consejo de Seguridad de la ONU, la aprobación de una resolución que imponga nuevas sanciones contra el gobierno de Mahmoud Ahmadinejad.

Irán, al igual que los países árabes, niega las acusaciones en su contra y anunció que presionará a favor de la implementación en Medio Oriente de una región libre de armas nucleares.

El objetivo sería neutralizar el presunto arsenal nuclear de Israel, país que no ha firmado el TNP y al que el presidente Ahmadinejad ha amenazado con "borrar del mapa".

Participe: ¿Quiénes tienen derecho a desarrollar energía nuclear?

Algunos diplomáticos temen que la controversia sobre el programa nuclear iraní termine anulando la reunión, según la corresponsal de la BBC en Nueva York, Barbara Plett.

De hecho, la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, quien lidera la delegación estadounidense, dijo que Ahmadinejad quiere acudir al encuentro para "distraer la atención y confundir el asunto".

"No permitiremos que Irán intente distraernos de su fracaso en cumplir con el TNP", afirmó Clinton a la televisión de su país.

Sin embargo, las divisiones entre las naciones que asisten a la conferencia van más allá de Medio Oriente.

EE.UU. y sus aliados, por ejemplo, quieren inspecciones más severas contra todos los países signatarios del TNP y sanciones contra aquellos que abandonaron el acuerdo, como Corea del Norte en 2003.

Mientras tanto, los países en desarrollo desean un plan de acción para lograr la meta de un mundo libre de armas nucleares, tal como está contemplado en el tratado que se abrió a firmas en 1968.

Lea: Ahmadinejad: "No se atreverían a atacarnos"

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.